Publicado 12/02/2021 12:48CET

Más de 200 uigures protestan en Turquía para que el Gobierno chino libere a sus familiares detenidos

Una mujer uigur en la ciudad de Kashgar, en la región de Xinjiang.
Una mujer uigur en la ciudad de Kashgar, en la región de Xinjiang. - 2017 GETTY IMAGES / KEVIN FRAYER - Archivo

ESTAMBUL, 12 Feb. (DPA/EP) -

Más de 200 uigures han pedido este viernes en Estambul la liberación inmediata de sus familiares detenidos en China, país acusado de organizar una operación de detenciones en masa contra los integrantes de esta minoría musulmana.

Organizaciones como Human Rights Watch han denunciado la persecución de la que son objeto los uigures en China, particularmente en la regiónd de Xinjiang.

Desde 2016, hasta un millón de miembros de esta comunidad y otras minorías musulmanas han estado recluidos en supuestos campos de concentración, a los que el Partido Comunista Chino denomina "centros de formación profesional" o instalaciones de "reeducación", pero que según estos grupos humanitarios son campos de concentración como parte de una operación de limpieza étnica.

China ha rechazado categóricamente esta descripción y asegura que los uigures viven en coexistencia pacífica con el resto de la población, como también ha negado otras informaciones sobre presuntas campañas de esterilización contra las mujeres uigur.

En el marco internacional, la situación de los uigures es particularmente sensible en Turquía, donde viven unos 50.000 miembros de esta comunidad de ascendencia túrcica que consiguieron escapar de las autoridades chinas.

Así, los manifestantes se han concentrado a unos 500 metros del Consulado de China en Estambul, entre ellos niños y ancianos, con imágenes de familiares desaparecidos y entre cánticos para pedir que "China detenga el genocidio" de sus compañeros.

"Demandamos que China libere inmediatamente a nuestros parientes de Xinjiang y de otras regiones. Hace cinco años que no sabemos nada de ellos", ha denunciado el académico uigur Burhan Ulyol.

Los uigures residentes en Turquía viven bajo la amenaza de una posible deportación según un tratado de extradición firmado entre Turquía y China en 2017. Si bien China ha ratificado el acuerdo, éste todavía no se ha debatido en el Parlamento turco.

Para leer más