El MAS presenta un proyecto de ley para que no se juzgue a Morales y García Linera

Actualizado 24/11/2019 1:34:05 CET
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, en México.
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, en México. - Jair Cabrera Torres/dpa

Áñez avanza que no la promulgará

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia ha presentado este sábado un proyecto de ley para que no se juzgue al expresidente del país, Evo Morales, ni al exvicepresidente, Álvaro García Linera.

El documento, 'Ley Extraordinaria para Reafirmar el Ejercicio de los Derechos y Garantías del Pueblo Boliviano', también plantea amnistiar a los exministros y asambleístas del MAS en actuales o futuros procesos penales de los que puedan ser objeto, según ha recogido 'Página Siete'.

El Senado de Bolivia ha determinado suspender el tratamiento de la ley, presentada inmediatamente después de que se aprobara por unanimidad el proyecto de Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la convocatoria y realización de nuevas elecciones generales, después de un debate entre los asambleístas del MAS y de Unidad Demócrata (UD).

Así lo ha informado el senador de UD, Óscar Ortiz. "Se ha suspendido en el Senado el tratamiento del proyecto de ley que pretendía dar inmunidad a Evo Morales y a Álvaro García", ha escrito en su cuenta de Twitter.

"Hay que destacar a una parte de los senadores del MAS que entendieron que este proyecto es inconstitucional y reabría las heridas entre bolivianos", ha especificado, al tiempo que ha insistido en que "todos debemos responder ante la ley por igual y no puede haber impunidad para nadie".

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ya ha asegurado que no promulgará la ley y ha pedido a los bolivianos que estén atentos ante la posibilidad de que se apruebe.

"Quiero denunciar ante el país que parlamentarios del Movimiento Al Socialismo tienen la intención de aprobar una ley para favorecer a quienes han cometido delitos y ahora pretenden obtener inmunidad", ha indicado Áñez, ha informado la agencia de noticias boliviana ABI.

"Mi decisión es clara y firme, no voy a promulgar esa ley, no podemos otorgar protección a quienes han sometido, perseguido, engañado y burlado a los bolivianos", ha agregado.

En este contexto, la presidenta interina de Bolivia ha lamentado que el MAS quiera "abusar" de su mayoría parlamentaria y ha reiterado que el Gobierno no va a "defraudar esa lucha pacífica de millones de bolivianos" y no va a "participar escribiendo una historia de infamia".

"Nuestros principios no son negociables, hemos afirmado categóricamente que mi Gobierno no perseguirá a ningún dirigente político sindical o cívico, pero al mismo tiempo somos también claros que todo aquel que haya cometido delitos y se ha burlado de la ley, ha cometido abusos, no tendrá amnistía de ningún tipo", ha zanjado Áñez.

LA CRISIS POLÍTICA

El expresidente Evo Morales, del MAS, dimitió el pasado 10 de noviembre después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmara "irregularidades" en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, cuyos resultados oficiales le concedían un cuarto mandato.

Días después llegó a México, donde se encuentra en calidad de asilado político. El antiguo inquilino del Palacio Quemado denuncia que ha sido víctima de un "golpe de Estado" y, en consecuencia, no reconoce a su sucesora interina, Áñez.

En este mes de protestas, más de 20 personas han muerto y más de 700 han resultado heridas. La gran conflictividad en El Alto ha impedido abastecer de combustible La Paz, lo cual ha generado escasez de productos básicos, incluidos alimentos.

Contador

Para leer más