Mattis avisa de que EEUU "moderará su compromiso" con la OTAN si el resto de aliados no aumentan contribución

Actualizado 15/02/2017 20:25:14 CET
Jim Mattis y Jens Stoltenberg
FRANCOIS LENOIR / REUTERS

Traslada que están "abiertos" a una relación cooperativa con Moscú pero sin "ceder a los valores" de la OTAN

BRUSELAS, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, ha avisado este miércoles a sus homólogos de la OTAN de que Estados Unidos moderará su compromiso con la Alianza Atlántica si no aumentan su gasto en defensa dentro de la reunión y, de hecho, ha reclamado a los aliados que no cuenten con hojas de ruta con plazos para alcanzar la meta de destinar a defensa el 2% del Producto Interior Bruto nacional a elaborarlo este año.

"América cumplirá sus responsabilidades, pero si vuestros países no quieren ver que América modere su compromiso con esta Alianza, cada una de vuestras capitales debe mostrar apoyo a nuestra defensa común", ha trasladado Mattis a sus homólogos dentro de la reunión, según han explicado fuentes diplomáticas.

Mattis ha reconocido "la preocupación en las capitales europeas sobre el compromiso de América con la OTAN y la seguridad de Europa" y ha dicho "entender" que los aliados y los europeos "estén buscando garantías y claridad sobre las intenciones americanas" durante la reunión, según el discurso de su intervención ante los aliados distribuida a la prensa.

El jefe del Pentágono, jefe del Mando Supremo Aliado para Transformación de la OTAN de 2007 a 2009, se ha quejado sin embargo de que sólo cinco países en la actualidad --Estados Unidos, Reino Unido, Estonia, Polonia y Grecia-- cumplen el objetivo de destinar el 2% del Producto Interior Bruto a defensa y aunque "un número de países han demostrado que cumplirán este objetivo de gasto, en contraste, el compromiso de otros países se demora de forma considerable a pesar de beneficiarse de la mejor defensa del mundo".

"La impaciencia que predijo el secretario (de Defensa estadounidense, Robert) Gates se ha convertido en una realidad del Gobierno ahora", ha avisado Mattis a los aliados, en un discurso en el que ha querido dejar claro la importancia para la Administración de Donald Trump, de que sus aliados aumenten su gasto en defensa y cumplan el objetivo del 2% pactado en la cumbre de Gales en 2014 y confirmado de nuevo en la cumbre de julio en Varsovia.

NO SE PUEDE ESTAR EN EL MISMO LUGAR A FINALES DE AÑO

Así, Mattis ha avisado de que los aliados no pueden estar "en el mismo lugar a finales de año" que hoy y ha instado a adoptar "un plan este año, con plazos decisivos, para hacer un progreso constante" para cumplir la meta del 2%.

A aquellos países que ya cuentan con este tipo de planes con hojas de ruta para llegar al 2%, Mattis les ha pedido "que aceleren sus esfuerzos" y ha subrayado la importancia de que los que no los tienen elaboren uno "pronto". "Mostrar un progreso inmediato y constante para cumplir los compromisos hechos en Varsovia y Gales debe convertirse en una realidad si queremos mantener una Alianza creíble y defendernos de forma adecuada", ha remachado, dejando claro que una OTAN solo seguirá siendo "fuerte" si "todos los países" asumen "una carga equitativa y plena" de la defensa colectiva.

"Los americanos tienen razón. Es una cuestión de justicia que nosotros los europeos hagamos nuestra contribución y que no haya una carga excesiva para los americanos", ha defendido la ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, que ya defendió la semana pasada cuando visitó a Mattis en Estados Unidos que su petición para que los europeos aumenten su gasto en defensa era "justa".

El ministro de Defensa británico, Michael Fallon, también ha defendido la necesidad de "convencerá a otros países a cumplir su parte justa de la carga" aumentando su gasto en defensa. "La defensa colectiva significa que todos los miembros de la OTAN contribuyen una parte justa de la carta. De modo que otros países necesitan aumentar sus esfuerzos para cumplir el compromiso de gastar el 2%", ha avisado el británico.

La ministra de Defensa holandesa, Jeannine Hennis-Plasschaert, también ha dejado claro que "la petición de Estados Unidos de que haya más reparto de la carga en la OTAN es totalmente justa". "Los países europeos tendrán que hacer más. Nos necesitamos el uno al otro", ha avisado.

Por su parte, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha reiterado el compromiso del Gobierno de cumplir "progresivamente" la meta del 2%, si bien ha trasladado al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que también se valore la contribución "cualitativa" a operaciones y misiones aliadas en las que España es "muy activa", han explicado fuentes de Defensa.

España será el tercer país de la OTAN que menos porcentaje de su Producto Interior Bruto (PIB) destinará a gasto en defensa en 2016, el 0,91% frente al objetivo pactado de destinar al menos el 2%, sólo por delante de Luxemburgo (0,44%) y Bélgica (0,85%), según estimaciones de la OTAN de julio, aunque no se harán públicos los datos definitivos hasta marzo.

Stoltenberg ha admitido el mensaje "firme" de Mattis, pero su "apreciado" por los aliados por su "claridad" y han reconocido que un reparto "justo" de la carta en la OTAN es "una petición justa". "No significa que todos tienen que cumplir el 2% el año que viene", ha dicho, al tiempo que ha admitido que "un reparto de la carga más justo no solo va de gastar. También va de contribuciones a las operaciones y misiones de la OTAN", como reclaman España e Italia, cuyas contribuciones a agradecido.

Pero ha vuelto a dejar claro que el aumento del 3,8% en términos reales del gasto en defensa de los países europeos y Canadá en 2016, equivalente a unos 10.000 millones de dólares, "no es suficiente" aunque representa una mejora después de que en 2015 se pararan los recortes en defensa y 22 aliados aumentaron sus presupuestos en 2016.

"Pero nos queda mucho camino todavía", ha avisado, aunque ha querido restar importancia a la advertencia de Mattis insistiendo en que "el compromiso de Estados Unidos con la OTAN son más que palabras" y ha insistido en que "todos" han estado de acuerdo en "la importancia de la relación trasatlántica para responder a los desafíos clave" de seguridad y "la necesidad de reforzar la Alianza en momentos de inestabilidad".

"También son hechos", ha dicho, recordando el despliegue de fuerzas estadounidense en Europa, incluido Polonia y los bálticos para contribuir a la seguridad de Europa. "Estamos viendo el despliegue de nuevas fuerzas de Estados Unidos en Europa por primera vez en muchos años. Tenemos una nueva brigada acorazada que está desplegando estos días", ha recordado.

Stoltenberg ha respaldado la idea de elaborar planes nacionales "con compromisos muy claros" para cumplir la meta del 2%, algo que haría "posible medir" el progreso realizado, que algunos países ya tienen, pero ahora falta por ver "si acordamos que todos los aliados necesitan este tipo de planes describiendo cómo cumplirán su compromiso", una cuestión que abordarán los líderes de la OTAN en la cumbre prevista a finales de mayo en Bruselas.

Por otra parte, el jefe del Pentágono ha trasladado sus homólogos de la OTAN que siguen "abiertos a oportunidades para restablecer una relación cooperativa con Moscú pero siendo realistas" sobre las "expectativas" y garantizando que se negocia "desde una posición de fuerza". "No estamos dispuestos sin embargo a ceder en los valores de esta Alianza ni dejar a Rusia a través de sus acciones a hablar más alto que cualquiera en esta sala", ha subrayado. "Equilibrar la colaboración y confrontación es sin duda una ecuación estratégica incómoda", ha concluido.

Para leer más