May pide "sólo un empujón más" a la UE para conseguir un acuerdo para el Brexit

Actualizado 08/03/2019 22:07:17 CET
Christopher Furlong/PA Wire/dpa

La primera ministra reconoce abiertamente la posibilidad de un segundo referéndum en el peor escenario posible: un nuevo rechazo parlamentario

GRIMSBY (REINO UNIDO), 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha instado este viernes a la Unión Europea a dar "solo un empujón más" para poner fin al estancamiento que ha impedido cambios a un acuerdo sobre el Brexit para lograr su aprobación en el Parlamento británico.

Cuando faltan sólo tres semanas para que Reino Unido abandone el bloque, May no ha conseguido hasta ahora obtener de Bruselas cambios a su propuesta de divorcio que logren convencer a los legisladores británicos, que en enero rechazaron los términos propuestos por el Gobierno.

En un llamamiento de última hora a la UE y a los legisladores británicos, May ha abogado desde la ciudad portuaria de Grimsby, en el norte de Inglaterra, por poner fin a la incertidumbre sobre el Brexit y aprobar el acuerdo el martes 12 de marzo.

May, que ha advertido a los legisladores que el riesgo es poner en duda la salida de Reino Unido de la UE o desencadenar muchos meses de discusiones sobre el mayor cambio comercial y diplomático en décadas, ha lanzado un mensaje simple: "Hagámoslo".

"Se necesita solo un empujón más para abordar las preocupaciones específicas y finales de nuestro parlamento", ha manifestado May a su audiencia en Grimsby, donde el 70 por ciento votó por abandonar la UE en el referéndum de 2016.

"Aprobémoslo y Reino Unido dejará la Unión Europea. Rechacémoslo y nadie sabe qué va a pasar. No podemos dejar la UE en muchos meses, nos iríamos sin las protecciones que proporciona el trato. Puede incluso que nunca nos vayamos. La única certeza sería la incertidumbre continua", ha declarado.

"Y eso podría llevar a una forma de Brexit que no coincida con lo que la gente votó. Podría significar que no se acabaría a la libre circulación, nos privaría de la capacidad para alcanzar nuestros propios acuerdos comerciales. Significaría no retomar el control, que es por lo que votaron los británicos. Y un retraso podría llevar a otra cosa: un segundo referéndum sobre el Brexit", ha avisado.

Londres y Bruselas están en desacuerdo con el llamado 'backstop' en Irlanda del Norte, una póliza de seguro para evitar el retorno de los controles fronterizos entre Irlanda del Norte e Irlanda, la única frontera terrestre entre Reino Unido y los otros 27 países del bloque.

Para leer más