Publicado 14/06/2021 14:45CET

Médicos del Mundo alerta de que el miedo a la violencia en Haití impide a los enfermos ir a los hospitales

Archivo - Niños en Haití tras el paso del Huracán Matthew.
Archivo - Niños en Haití tras el paso del Huracán Matthew. - UNICEF - Archivo

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Médicos del Mundo ha alertado este lunes de que la situación de violencia en Puerto Príncipe, la capital de Haití, registra "niveles tan alarmantes" que sus habitantes prefieren no recibir asistencia médica por miedo a ser atacados.

"Esta es una de las crisis humanitarias olvidadas más sangrantes del mundo, ante la escandalosa falta de reacción internacional", ha denunciado Médicos del Mundo, que alerta de que no solo los enfermos se ven incapaces de acceder a las instalaciones que la ONG tiene en la capital, sino también sus trabajadores.

"De alguna manera, este es un país que no existe", ha expresado la coordinadora de la delegación española de Médicos del Mundo en Haití, María José Venceslá, quien ha criticado "la inacción del Gobierno como la de los estamentos internacionales".

La ONG ha relatado que "la inseguridad generalizada lo impregna todo" y que la libre circulación se ha convertido en un desafío diario para la población residente en los barrios del área metropolitana de Puerto Príncipe y las regiones vecinas".

Según la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), desde no noviembre de 2019, el 65 por ciento de las personas atendidas en el Hospital de Tabarre han sido víctimas de este tipo de violencia urbana, que se ha cebado especialmente con mujeres y niñas y ha dejado hasta el momento un millar de desplazados.

"¡La situación actual es insoportable! Las embarazadas se niegan a acudir al hospital para los seguimientos imprescindibles porque temen la violencia actual en las calles", lamenta Jacqueline Delmita Joseph, matrona del centro médico de Cité Soleil, uno de los barrios más golpeados por la violencia.

"La actual situación de inseguridad significa que debemos escondernos para evitar los disparos. Personalmente, no puedo hacer mi trabajo como debería porque es difícil moverse por la comunidad. Esta situación tiene consecuencias terribles para la comunidad", cuenta Brutus Jean, otro de los trabajadores del centro.

Desde mediados del año pasado se viene registrando un aumento de los enfrentamientos entre los distintos grupos armados que se disputan el control de varias zonas de la capital, aprovechando además la crisis de Gobierno que se ha disparado en los últimos meses con la negativa del presidente, Jovenel Moise, a no dejar el cargo hasta febrero de 2022.

El próximo 27 de junio estaba prevista la celebración de un referéndum electoral para avanzar en la 'hoja de ruta' hacia la transición defendida por Moise, quien gobierna por decreto por la ausencia de un Parlamento electo. Sin embargo, finalmente la consulta ha sido pospuesta por la crisis del coronavirus.

SIN LIBERTAD DE MOVIMIENTOS PARA ATENDER LAS URGENCIAS

Médicos del Mundo también ha lamentado que las acciones de la sociedad civil para protestar contra el actual Gobierno también no solo entorpecen las labores de sus profesionales sino también la llegada de material médico y de suministros básicos, como el oxígeno, fundamental para tratar las principales dolencias asociadas a la COVID-19.

"Las calles aparecen bloqueadas por barricadas de neumáticos, cables o incluso paredes en llamas, lo que dificulta el tránsito de las ambulancias, del personal sanitario, los pacientes y el suministro de combustible y materiales médicos", ha denunciado.

La ONG ha puesto como ejemplo el Hospital Adventista de Haití, que desde hace una semana ha dejado de atender urgencias respiratorias por la falta de oxígeno, al igual que Hospital St Luc, quien ha hecho llamamientos públicos para que se permita la llegada de este bien tan preciado ante el aumento de nuevos casos de coronavirus.

Ante el silencio de la comunidad internacional y la inacción de la sobrepasadas autoridades locales, Médicos del Mundo ha exigido "una reacción urgente" de todos los actores políticos de fuera y de dentro del país, incluida la Unión Europea.

Para leer más