Al menos 14 muertos, entre ellos dos sanitarios, en un ataque a una zona de cuarentena del ébola en RDC

Trabajadores en el centro de tratamiento contra el ébola en Mangina
REUTERS / OLIVIA ACLAND - Archivo
Publicado 21/10/2018 18:50:45CET

KINSHASA, 21 Oct. (Reuters/EP) -

Hombres armados no identificados han matado el sábado a 14 personas, incluidos dos trabajadores de la salud en una zona del este de la República Democrática del Congo, donde la población se encuentra bajo cuarentena ante la amenaza de un brote de ébola.

Al menos once civiles y un militar murieron en la ciudad de Beni, donde decenas de personas han contraído el virus, según ha expliado el alcalde del distrito de Rwenzori, en esta localidad. Después, a 50 kilómeros al sur de Beni, en la vecina Butembu, otros grupos armados mataron a dos miembros de la unidad médica del Ejército de la RDC, según el ministro de Salud, Oly Ilunga.

"Es un día triste para todos los equipos de respuesta que a veces ponen su vida en peligro mientras sirven al país. Los trabajadores de salud no deben ser un objetivo para los grupos armados ", ha lamentado Ilunga.

Se desconoce la identidad de los asaltantes. Podría tratarse de las Fuerzas Democráticas Aliadas, un grupo islamista de Uganda activa en el este del Congo, que se han enfrentado con tropas congoleñas en Beni en las últimas semanas.

También quedan bajo sospecha los milicianos Mai Mai, que comprenden varias bandas armadas que se formaron originalmente para resistir las invasiones de Ruanda en la década de 1990.

La violencia ha interrumpido los programas de vacunación y exacerbado la tensión en la población. De hecho, esta mañana la ciudad de Beni ha amanecido con protestas callejeras contra la inseguridad, según el comandante de Policía de Beni, Safari Mambueni.

El último brote de la enfermedad mortal en RDC ha causado la muerte de 152 personas, principalmente en las provincias de Kivu del Norte y Ituri, el epicentro de la rebelión armada y el asesinato étnico desde dos guerras civiles a fines de los años noventa.

El número de casos se ha acelerado en las últimas dos semanas y un comité de emergencia de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) avisó el miércoles que es probable que el brote empeore significativamente a menos que se intensifique la respuesta.

Contador