Al menos 50 rebeldes mueren en una emboscada del Ejército sirio

Actualizado 07/07/2015 13:19:07 CET

BEIRUT, 2 Ago. (Reuters/EP) -

Al menos 50 rebeldes han muerto este sábado en una emboscada de las fuerzas gubernamentales sirias en el pueblo de Al Jobé, que se encuentra en un área montañosa a 10 kilómetros de la frontera con Líbano, según las fuerzas de seguridad.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), las milicias pro gubernamentales y combatientes leales a Hezbolá han dirigido una emboscada con artillería en la que decenas de rebeldes han muerto, incluyendo rebeldes de Frente al Nusra --grupo terrorista vinculado a Al Qaeda-- y del Estado Islámico, anteriormente conocido como el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

El director del OSDH, Rami Abdulramán, ha dicho que no tienen datos exactos sobre cuántos rebeldes habrían muerto en los enfrentamientos pero sí ha asegurado que serían "al menos 50".

A pesar de las declaraciones de Abdulramán, las fuerzas de seguridad sirias y libanesas elevan considerablemente el balance de fallecidos hasta al menos 170, pero no ha podido ser confirmado. También han informado de la muerte de nueve soldados sirios y dos combatientes de Helzbolá.

Por otra parte, las autoridades libanesas han confirmado la detención del líder del Frente al Nusra, Emad Jumaa, en un punto fronterizo cercano a la localidad de Arsal. Tras el arresto "pistoleros islamistas enmascarados" han sido vistos en el área pero no se han producido nuevos enfrentamientos.

Las fuerzas de seguridad leales al Gobierno del presidente Bachar Al Asad apoyadas por los milicianos del movimiento islamista Hezbolá han intentado expulsar a los rebeldes de las zonas de la región de Qalamoun en la frontera con Líbano, pero aún así algunos grupos de rebeldes han conseguido permanecer en el terreno.

Para leer más