Al menos diez muertos por un ataque islamista en el noreste de Nigeria

Actualizado 28/12/2018 23:16:30 CET

MAIDUGURI (NIGERIA), 28 (Reuters/EP)

Al menos diez personas han muerto a raíz de una ofensiva lanzada por presuntos milicianos islamistas que atacaron una base militar en la ciudad nigeriana de Baga, situada en el noroeste del país y cercana al lago Chad, según han informado las Fuerzas Armadas y residentes locales.

El Ejército ha asegurado en un comunicado que los milicianos atacaron la base, ubicada en el estado de Borno, el miércoles por la tarde. "Estamos despejando y limpiando la zona", ha asegurado un portavoz militar, Sani Usman, que ha confirmado la muerte de un miembro de la Marina que apoyaba a las tropas terrestres.

Vecinos de la zona han elevado a diez el número de muertos y han advertido de que los choques proseguían este viernes. Los milicianos estarían intentando hacerse con el control de toda la localidad de Baga, que ya en 2015 fue escenario del asesinato de cientos e incluso miles de personas a manos del grupo terrorista Boko Haram.

Sin embargo, residentes de Baga citados por la cadena de televisión británica BBC han asegurado que los atacantes han logrado hacerse con el control de la ciudad y han señalado que cientos de personas han huido del lugar.

En este sentido, la agencia PRNigeria, bien conectada con el Ejército, ha citado a un oficial de Inteligencia que dice que las tropas han realizado una "retirada táctica". El Ejército ha negado este extremo.

Dos fuentes militares han atribuido el ataque sobre Baga a Estado Islámico en África Occidental, una escisión de Boko Haram que ahora está considerada por los expertos en seguridad como la organización más fuerte de la zona. En noviembre, unos cien militares murieron en un ataque de este grupo contra una base en Metele, también en Borno.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU alertó el jueves de una escalada de los ataques en este estado y ha cifrado en 2.000 solo las personas que han llegado a un campo de desplazados en Maiduguri, capital de Borno. Más de siete millones de personas necesitan asistencia humanitaria en el noreste de Nigeria, donde hay 1,8 millones de desplazados internos.

La rama de Estado Islámico en Nigeria --Estado Islámico en África Occidental-- es una escisión surgida de Boko Haram después de las disputas en torno a su liderazgo después de que el grupo jurara lealtad a Abú Bakr al Baghdadi en 2015.

Boko Haram surgió en 2002 con el objetivo de derrocar al Gobierno de Nigeria e imponer una estricta interpretación de la 'sharia' o ley islámica en todo el país. El balance desde entonces es de 20.000 muertos y casi tres millones de desplazados.

Tras jurar lealtad a Estado Islámico en 2015 se dividió entre quienes siguen a Abubakr Shekau --hasta entonces líder del grupo--, en la región del bosque de Sambisa, y quienes son fieles a Musab al Barnawi --respaldado por Al Baghdadi--, en la región del lago Chad, donde cuenta con presencia en varios países.

Contador