Publicado 21/08/2021 13:41CET

Merkel otorga a Armin Laschet su respaldo electoral en público como "futuro canciller" de Alemania

Angela Merkel y Armin Laschet en la apertura de la campaña electoral
Angela Merkel y Armin Laschet en la apertura de la campaña electoral - Michael Kappeler/dpa

BERLÍN, 21 Ago. (DPA/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dado este sábado un importante espaldarazo público a Armin Laschet, el candidato a la Cancillería de las Uniones Demócrata y Social Cristianas (CDU/CSU) en los comicios del 26 de septiembre, al comparecer en persona durante el primer gran acto de apertura de la campaña electoral.

En la ceremonia, celebrada en Berlín, la mandataria ha llamado a la CDU y su rama bávara a luchar juntas para garantizar que a su mandato le sigan más años de gobierno de los conservadores.

Ante los vítores de los militantes presentes en la sala del Tempodrom de la capital alemana, lo llamó "el futuro canciller de la República Federal de Alemania".

Merkel declaró que conoce a Laschet desde su gestión como diputado en el Parlamento de 1994 a 1998. "He visto a Armin Laschet durante todos estos años como una persona y un político para el que la "C" (de cristiano) del nombre de nuestro partido no es una letra cualquiera, sino la brújula en todo lo que ha hecho".

La canciller ha añadido que para Laschet siempre había sido importante anteponer a las personas y construir puentes entre los individuos. Dirigiéndose directamente a Laschet, le dijo: "Querido Armin, sé que esto es precisamente lo que guía y da forma a tus acciones".

Merkel, quien deja el cargo tras cuatro mandatos, señaló que en estas elecciones por primera vez desde 1949 no se presenta un jefe de Gobierno en funciones: "Se barajan las cartas y se dan de nuevo". Asimismo, ha recordado que la República Federal de Alemania ha estado gobernada por políticos de la CDU y la CSU durante 50 de sus 72 años.

El líder de la CSU, primer ministro de Baviera y antiguo rival de Laschet por el cargo, Markus Soeder, también estuvo presente en la ceremonia y ha pedido que se "haga por fin una campaña electoral sensata".

Soeder, quien libró una dura batalla interna con Laschet por la candidatura, destacó que ahora todo está en juego. "Nada está perdido. No hay razón para quejarse. No tengo ganas de hacer oposición", ha asegurado.

La aparición en el acto de Merkel, que sigue siendo una líder popular y es vista como una gestora de crisis muy experimentada, podría ser un bienvenido impulso para Laschet. Los socialdemócratas (SPD) y Los Verdes, que rondan en torno al 20 por ciento en la intención de voto, están pisando los talones a los conservadores a poco más de cinco semanas de las elecciones.

Para leer más