Michel pide perdón por "las injusticias" del Estado belga con los hijos mestizos nacidos en la etapa colonial

Publicado 04/04/2019 16:44:44CET
Thierry Roge/BELGA/dpa

BRUSELAS, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro belga, Charles Michel, ha pedido disculpas este jueves en el Parlamento Federal por las "injusticias" que sufrieron hijos mestizos nacidos en los años 40 y 50 durante la etapa colonial, que fueron "sustraídos a sus madres negras" a la fuerza para traerlos a Bélgica al final del periodo de la colonización en República Democrática del Congo o de su protectorado en Ruanda y Burundi.

"En nombre del Gobierno federal, presento mis disculpas a 'los métis' nacidos de la colonización belga y a sus familias por las injusticias y los sufrimientos que han soportado", ha dicho el primer ministro en el Parlamento belga, que ha guardado un minuto de silencio para reconocer su sufrimiento.

Michel ha reconocido "la segregación dirigida de la que han sido víctimas 'los métis' bajo la Administración colonial en el Congo belga y en Ruanda y Burundi hasta 1962 y después de la colonización, así como la política de sustracciones forzosas" y que "la discriminación de los metis ha durado mucho tiempo".

Así, ha recordado que "entre 1959 y 1962 el Estado belga organizó el alejamiento de cientos de niños" mestizos, que eran vistos "como una amenaza para el régimen colonial" y fueron "sustraídos a sus madres negras", en muchos casos sin su autorización, para que fueran educados por religiosos en orfanatos o por padres adoptivos.

"El abandono emocional vivido durante la infancia, el desarraigo, las dificultades administrativas y la necesidad de asumir una doble identidad sin conocer sus orígenes sin ninguna duda han constituido un desafío diario y un sufrimiento real", ha subrayado, tras recordar que la separación de hermanos por ejemplo también contribuyó a la pérdida de identidad y cambios de nombres.