Miles de croatas exigen desde Vukovar al Gobierno que acelere la investigación de crímenes de guerra

Campo de internamiento de Vukovar
REUTERS / ANTONIO BRONIC
Publicado 13/10/2018 17:49:18CET

ZAGREB, 13 Oct. (Reuters/EP) -

Miles de croatas han salido a las calles de la ciudad de Vukovar, en el este del país, para pedir al Gobierno que acelere las investigaciones sobre los crímenes de guerra cometidos en la zona durante la guerra de 1991-1995.

Vukovar, fue reducido a escombros durante un asedio de tres meses por parte del Ejército yugoslavo dominado por los serbios y las milicias serbias locales en 1991.

La manifestación contó con la presencia de supervivientes de torturas y violaciones durante el conflicto, que se dirigieron a la manifestación en vivo y en video, acusando a las instituciones de Croacia, en particular al poder judicial, de ser incapaces procesar a los criminales de guerra.

"Deberíamos haber organizado esta reunión mucho antes ... Llevan diciendo durante 27 años que los crímenes de guerra no prescriben. Pero entonces, ¿cómo es posible que no haya procesados?" se ha preguntado Tomislav Josic, un veterano de guerra de Vukovar.

Después del asedio, más de 260 personas, principalmente croatas, que habían buscado refugio en el hospital local, fueron llevadas a una granja donde fueron apaleados y ejecutados por paramilitares serbios, que les enterraron en una fosa común.

Algunos de los que estuvieron involucrados en crímenes de guerra aún viven en Vukovar, según algunos de los asistentes.

Dos oficiales del ejército yugoslavo fueron condenados a prisión por el tribunal de crímenes de guerra de La Haya por su complicidad en la masacre de las granjas, pero pocos responsables han sido procesados.

Algunos observadores y analistas expresaron dudas sobre el verdadero motivo de la protesta, al ver la mano de algunos grupos fuertemente conservadores y de derechas que consideran al primer ministro, Andrej Plenkovic, como demasiado moderado.

Sin embargo, el alcalde de Vukovar, Ivan Penava, miembro del partido conservador HDZ de Plenkovic que inició la protesta, negó tales acusaciones. "Estamos aquí para decir que ya es suficiente", dijo a los manifestantes, muchos de los cuales agitaron banderas croatas.

El ministro del Interior, Davor Bozinovic, dijo recientemente que la policía había intensificado las investigaciones este año sobre los crímenes de guerra cometidos en Vukovar. La ciudad ha sido reconstruida, pero el área sigue siendo bastante pobre y las tensiones étnicas persisten.