Actualizado 08/12/2007 19:23 CET

Miles de personas de todo el mundo exigen a los gobernantes más acciones contra el cambio climático

LONDRES/MADRID, 8 Dic. (OTR/PRESS) -

La celebración de la Cumbre del Clima de la ONU, que durante esta semana está reuniendo a los principales dirigentes mundiales en Bali (Indonesia), sirvió a miles de ciudadanos de todo el planeta para salir a la calle en las principales capitales para exigir a los gobernantes un mayor compromiso y más acciones contra el cambio climático. Asimismo, Ecologistas en Acción, asociación que se unió a la concentración celebrada en Madrid, se refirió a la medida propuesta por la Unión Europea en la citada cumbre, de reducir la emisión de gases invernadero en un 20%, una iniciativa que el presidente de la plataforma, Mario Cuéllar, consideró "totalmente insuficiente".

Las concentraciones se fueron sucediendo desde Asia y hasta América a medida que el día llegaba a cada una de las partes del planeta. Así, la primera gran ciudad donde se dieron las distintas reivindicaciones fue Manila, la capital filipina. Allí, los manifestantes que recorrieron las principales calles de la ciudad aseguraron intentar "enviar un mensaje sobre la necesidad de utilizar energías renovables", así como de "conservar el medio ambiente".

Prácticamente a la misma hora, unas 1.500 personas marchaban por las calles de Taipei (Taiwán), bajo lemas como 'No al dióxido de carbono', al igual que en la capital neocelandesa de Auckland, donde unos 350 ecologistas dibujaron con sus cuerpos la frase 'SOS Clima', entre otras muchas consignas.

Algo más tarde tenía lugar una de las más numerosas movilizaciones en Londres, donde cientos de ciclistas llegaron hasta el Parlamento y criticaron duramente al presidente estadounidense, George W. Bush, al considerarle como el principal obstáculo para el avance de las conversaciones de Bali.

BUSH, EL "MAYOR OBSTÁCULO" DEL CLIMA

Desde la Campaña Británica contra el Cambio Climático aseguraron que "Bush se ha visto obligado a cambiar su discurso sobre el clima, pero sigue siendo el mayor obstáculo para el avance", por lo que "no nos quedaremos quietos mientras Bush frustra el esfuerzo global para salvar miles de millones de vidas de la catástrofe climática".

En Madrid, medio centenar de personas se concentraron en la plaza de Jacinto Benavente del centro de la capital para realizar una llamada "drástica" e "inmediata" a la acción contra el cambio climático y así impedir "una catástrofe de escala inimaginable", según aseguró el presidente de Ecologistas en Acción, Mario Cuéllar, quien también consideró "totalmente insuficiente" la propuesta de la UE presentada en Bali para negociar la reducción de emisión de gases invernadero en un 20%". En total fueron más de 50 las ciudades de todo el mundo en las que se celebraron marchas por la misma causa.

CHINA DEFIENDE SUS EMISIONES DE GASES

En cuanto a las medidas debatidas en la cumbre indonesia, destacaron las posturas de los países con economías en desarrollo liderados por China, quienes defendieron su derecho a mantener sus niveles de emisión de gases, para conseguir equiparar su avance al de los países occidentales.

En esta misma línea, el delegado chino, Su Wei, aseguró que "China está en proceso de industrialización y necesita del crecimiento económico para cubrir las necesidades básicas de la población y luchar así contra la pobreza". Por ello, cuestionó la posibilidad de "preguntar a países en desarrollo si están dispuestos a afrontar objetivos forzosos", al igual que a Estados Unidos si puede "cambiar su estilo de vida para contribuir a la protección del medio ambiente".