Actualizado 02/09/2016 11:52 CET

Miles de venezolanos toman Caracas para impulsar el revocatorio contra Maduro

"Gran Toma De Caracas"
REUTERS

La MUD da a conocer la nueva agenda de su "lucha" para echar a Maduro de Miraflores

CARACAS, 1 Sep. (EUROPA PRESS) 

Miles de venezolanos han participado este jueves en "la gran toma de Caracas", una manifestación multitudinaria convocada por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) para exigir la celebración de un referéndum revocatorio contra el presidente del país, Nicolás Maduro.

A la protesta opositora han acudido personas de todos los rincones de la nación caribeña, que se han ido concentrando en siete puntos concretos de Caracas a la espera de marchar este jueves todos juntos hacia tres sitios: las avenidas Francisco de Miranda, Río de Janeiro y Libertador.

Las marchas han arrancado a las 10.00 (hora local) y han colapsado estas tres arterias de la capital venezolana por la masiva afluencia de personas que, de acuerdo con Maduro, serían entre 25.000 y 30.000, aunque la oposición afirma que han sido muchas más.

Gran toma de Caracas

El objetivo es que el Consejo Nacional Electoral (CNE) cumpla escrupulosamente los plazos legales del referéndum para revocar el mandato presidencial de Maduro antes de que expire oficialmente, en 2019. La MUD denuncia que el CNE ha dilatado de forma arbitraria estos plazos.

Si la consulta popular no se convoca antes del próximo 10 de enero, aunque los venezolanos voten por cesar al líder 'chavista', no habrá elecciones anticipadas, sino que gobernará el vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, hasta 2019.

"Todos los venezolanos queremos que este Gobierno que tiene al país sumido en la más absoluta miseria se vaya antes de que concluya 2016", ha dicho Ader Rincones, uno de los manifestantes, en declaraciones recogidas por la coalición opositora.

"Maduro nos está matando de hambre y de mengua. No hay medicamentos, no hay comida, nuestros hijos se van del país", ha añadido Nancy Namías, otra manifestante. "Tenemos que obligar al CNE a que nos ofrezca la fecha del referendo", ha reclamado.

El diputado opositor Julio Ygarza ha avanzado que las movilizaciones continuarán hasta que se conozca el calendario del revocatorio. " El CNE tiene la responsabilidad histórica de darnos la fecha. De lo contrario, el pueblo soberano saldrá a la calle una y otra vez", ha sostenido.

MANIFIESTO OPOSITOR

El acto central se ha celebrado en la avenida Francisco de Miranda, donde los principales dirigentes de la MUD han leído un manifiesto con el que han dado a conocer los próximos pasos de "la etapa definitiva de esta lucha" por el revocatorio.

Como anuncio inmediato, han convocado a "un gran cacerolazo nacional" para este mismo jueves a las 20.00 (hora local) para "celebrar el éxito de la 'Toma de Caracas' y marcar el inicio de esta nueva y definitiva etapa de lucha".

"El próximo miércoles, 7 de septiembre, iremos a las oficinas del CNE en todo el país a ratificar nuestras exigencias sobre las condiciones y la fecha para la consulta nacional del 20 por ciento", la segunda fase del revocatorio, han indicado.

Gran toma de Caracas

El 14 de septiembre habrá "una Jornada Nacional de Movilización de 12 horas de duración en todas las capitales de estado, en respuesta a lo que el CNE anunciará" sobre la segunda fase del revocatorio y "para llevar el llamado del pueblo venezolano a los gobiernos que ese día estarán reunidos en Venezuela en la Cumbre de los Países No Alineados"

"Al día siguiente de (la recogida de las huellas y firmas) del 20 por ciento (del censo electoral venezolano) convocaremos la 'Toma de Venezuela', de 24 horas de duración, exigiendo la realización inmediata del referéndum revocatorio", han indicado.

"Esta es la hora del pueblo, este es el tiempo nuevo de la esperanza democrática. Aquí no sobra nadie, todos somos necesarios: los opositores tenaces y los 'chavistas' decepcionados, los pobres de siempre y los empobrecidos de ahora, todos somos un solo pueblo, una sola nación, que exige y necesita cambio", han proclamado.

PROBLEMAS DE ACCESO

La MUD ha valorado el "éxito" de la marcha, a pesar de que desde el inicio de la jornada se han registrado problemas porque la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha restringido los accesos a la capital venezolana.

La coalición opositora ha denunciado que la GNB ha colocado piquetes en las carreteras que conducen a Caracas, dejando pasar solo a quienes llevan consigo "el listín oficial de Transporte Terrestre", por lo que muchas personas han optado por seguir a pie.

"Dado que no hay salida por los autobuses, decidimos caminar por la Panamericana. No nos va a parar nadie. Estamos todos comprometidos con Venezuela y hoy será un gran día", ha dicho Tamara Santana, que viene desde Los Salias.

Gran toma de Caracas

Los cortes de tráfico se han producido incluso dentro de la capital venezolana para acceder al aérea metropolitana. "Por ejemplo, en la zona del túnel de La Cabrera, en la Autopista Regional del Centro, en jurisdicción carabobeña", ha indicado la MUD.

Ya en el núcleo caraqueño, la GNB ha cerrado las estaciones de metro que conducen a los principales puntos de convocatoria: Chacao, Chacaíto, Altamira y Miranda. "Ninguna de ellas se encuentra operativa, pese al anuncio de la fecha precedente de que estarían abiertas", ha reprochado.

"Sin embargo, además de que muchos grupos del interior de la República arribaron en la víspera, el deseo de cambio en Venezuela se presenta indetenible ante la inmensa demanda soberana de la consulta contemplada en la Carta Magna para implantar en la nación un sistema realmente democrático", ha apuntado la MUD.

DISTURBIOS

La "gran toma de Caracas" ha transcurrido con normalidad, a pesar de que el Gobierno ha celebrado otra manifestación en la Plaza Bolívar "en favor de la paz y en defensa de la Revolución Bolivariana", a la que también han acudido miles de personas, para contrarrestar la protesta opositora.

El presidente de la Asamblea Nacional, el líder opositor Henry Ramos Allup, había hecho un llamamiento a evitar cualquier tipo de confrontación para que ambas manifestaciones transcurran de forma pacífica, como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores.

"Nosotros no vamos a ir al Palacio de Miraflores (sede de la Presidencia) a marchar. Cuando vayamos es a tomar posesión del nuevo Gobierno electo por el pueblo", ha dicho Ramos Allup desde la avenida de Los Cedros, donde ha encabezado una columna de manifestantes.

Gran toma de Caracas

Los disturbios han estallado al término de la marcha capitalina, cuando grupos de encapuchados han atacado con piedras y cócteles molotov a los agentes que custodiaban el perímetro de la manifestación, que han contestado con gases lacrimógenos.

La MUD ha atribuido estos enfrentamientos en la autopista Francisco Fajardo a simpatizantes del Gobierno y ha urgido a los manifestantes pacíficos a "abandonar los lugares donde los infiltrados intenten generar violencia para alterar el orden público".

"A pesar de que grupos de infiltrados intentaron generar violencia, se impuso, una vez más, la paz", ha celebrado la MUD en su cuenta oficial de Twitter. "El llamamiento siempre será a no caer en provocaciones", ha recalcado.

Por otro lado, la MUD ha denunciado que los "colectivos" --grupos de civiles armados supuestamente por el Gobierno-- han atacado con piedras un autobús en el que manifestantes opositores se dirigían desde la ciudad de La Victoria a Caracas para participar en "la gran toma".

Para leer más