Publicado 09/06/2020 15:16:07 +02:00CET

Milicianos suspenden los trabajos en el campo petrolero de Sharara (Libia) dos días después de su reinicio

Petróleo en Libia
Petróleo en Libia - JOHN MOORE/GETTY - Archivo

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El campo petrolero libio de Sharara, el más importante del país, ha tenido que volver a suspender la producción debido a la irrupción de personas armadas en las instalaciones, apenas dos días en funcionamiento después de cinco meses de bloqueo, según ha confirmado este martes la Compañía Nacional de Petróleo (NOC).

La NOC ha condenado "firmemente" el "crimen" cometido por "un grupo armado" llegado desde ha ciudad de Sebha, al tiempo que ha acusado a los milicianos de "apuntar con armas a trabajadores civiles desarmados y coaccionarles para detener la producción" durante la jornada de este martes.

Así, ha señalado en un comunicado publicado en su página web que se ha visto forzada a declarar la fuerza mayor y suspender las exportaciones, al tiempo que ha acusado directamente a Mohamad Jalifa, comandante de la llamada Guardia de Instalaciones de Petróleo (GIP), y a Ahmed Ibrahim bin Nayel de estar detrás de lo sucedido.

La GIP era previamente una unidad militar dedicada a proteger las instalaciones petroleras, si bien se fraccionó en milicias locales tras la captura y ejecución de Muamar Gadafi en 2011.

La compañía ha subrayado que la suspensión de las operaciones "es un crimen grave que equivale a una traición contra el pueblo libio y la economía nacional" y ha resaltado que causará nuevas pérdidas a las arcas públicas, dependientes de las exportaciones de petróleo.

"Este grupo criminal se ha atrevido a entrar en el campo con armamento pesado. Está claro que pone los intereses de sus comandantes y las potencias extranjeras que interfieren en Libia por encima de los intereses del país", ha señalado el presidente de la NOC, Mustafá Sanalá.

"En lugar de defender los intereses del país y proteger a los civiles, los miembros de este grupo armado han dirigido sus armas contra nuestros leales trabajadores libios, que hacen tremendos esfuerzos para intentar evitar que Libia tenga que recurrir a préstamos bancarios para alimentar a su gente", ha añadido.

Por último, la NOC ha indicado que ha informado a la Fiscalía y ha señalado que "hará todo lo posible" para que estas personas sean juzgadas, sin descartar la posibilidad de recurrir a los tribunales internacionales.

La compañía retiró la fuerza mayor en Sharara durante la jornada del domingo, algo que procedió a hacer igualmente en El Fil un día después. Así, dijo que el bloqueo de ambos, que duró más de 140 días, ha causado pérdidas de más de 5.300 millones de dólares (cerca de 4.690 millones de euros) al país.

LA UNSMIL CONDENA EL BLOQUEO

Por su parte, la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) había aplaudido el lunes la reapertura de ambos campos petroleros durante el fin de semana y resaltó que "el bloqueo petrolero ha causado de forma injustificada pérdidas de más de 5.000 millones de dólares al pueblo libio, así como millones de dólares en pérdidas indirectas".

"El bloqueo debe ser retirado totalmente en todo el país. El petróleo y otros recursos naturales no deben ser usados instrumentalizados de ninguna forma como parte del conflicto", señaló, al tiempo que pidió a las partes evitar causar daños a la infraestructura o impedir los trabajos de los empleados de la NOC.

"La NOC es la única y legítima compañía de petróleo de Libia. Los recursos naturales de Libia pertenecen a todos los libios y su explotación es vital para mantener la economía del país, especialmente dada la necesidad de hacer frente a la pandemia de coronavirus", arguyó.

Por último, aseguró que sigue trabajando a través de los mecanismos establecidos en la conferencia de Berlín "para promover la rendición de cuentas, transparencia y efectividad en la gestión del sistema económico y financiero, así como la distribución igualitaria de los ingresos nacionales".

Para leer más