Las milicias kurdas seguirán en Kirkuk y Nínive, ocupadas tras la retirada del Ejército iraquí

Publicado 16/06/2014 13:20:44CET

Los kurdos denuncian la falta de cooperación entre el Ejército iraquí y los peshmerga

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro iraquí Rowsch Nuri Shaways, kurdo, ha asegurado que los peshmerga, el ejército de la región autónoma del Kurdistán iraquí, mantendrán su presencia en la ciudad de Kirkuk y las regiones de Nínive de mayoría kurda que ocuparon la semana pasada tras la retirada del Ejército iraquí y aprovechando los avances de las milicias yihadistas del Ejército Islámico de Irak y Siria (ISIS).

"Si la situación continúa como está, está claro que seguirán (en Kirkuk y Nínive) durante más tiempo, ya que el Ejército ha sufrido una derrota tan grande que tardará mucho en levantarse", ha argumentado Shaways en declaraciones al portal de noticias kurdo Rudaw.

El viceprimer ministro iraquí ha recordado que el actual Ejército, derrotado por el ISIS en el norte y el este de Irak, es el resultado de diez años de entrenamiento y financiación. "Tardarán al menos cinco años más en volver al punto en el que estaba. Mientras tanto, las fuerzas peshmerga de esas zonas estarán preparadas para impedir que los terroristas dañen al Kurdistán", ha afirmado Shaways.

La ciudad de Kirkuk, enclave petrolero estratégico del norte de Irak, y las regiones de Nínive con presencia kurda son reivindicadas por los kurdos como parte del Kurdistán y aspiran a su inclusión en la región del Kurdistán iraquí, que goza de amplia autonomía de Bagdad desde hace años.

Shaways ha destacado al respecto que los peshmerga "son una fuerza para defender al Kurdistán y a los kurdos, estén estos en el Kurdistán o en territorios en disputa". "Ahora que el Ejército iraquí ha abandonado zonas importantes, si no fueran tomadas serían una amenaza para el Kurdistán, en particular las zonas de Kirkuk y Nínive que forman parte del Kurdistán, y el deber de los peshmerga es protegerlas", ha apostillado.

FALTA DE COOPERACIÓN CON EL EJÉRCITO

En cuanto al avance del ISIS, Shaways ha reprochado la falta de cooperación entre el Ejército iraquí y los peshmerga, de la que ha responsabilizado directamente al primer ministro y comandante en jefe del Ejército, Nuri al Maliki. "Al Maliki no quiere colaborar con los kurdos en esto. De lo contrario, la situación no habría llegado a este punto", ha afirmado.

Sobre el avance de los yihadistas hacia Bagdad, Shaways ha emplazado a las fuerzas gubernamentales a tomarse "muy en serio" la defensa de la ciudad y se ha hecho eco de las acusaciones sobre el supuesto apoyo de Arabia Saudí o Qatar al ISIS. "No acuso a nadie, pero las autoridades iraquíes dicen que Arabia Saudí y Qatar les están ayudando", ha apuntado.