Las milicias libias retienen todavía a la mayor parte de los capturados en la guerra

Milicianos Libios Controlando El Tráfico En Trípoli
LOUAFI LARBI / REUTERS
Actualizado 29/02/2012 22:55:20 CET

NUEVA YORK, 29 Feb. (Reuters/EP) -

Naciones Unidas ha denunciado este miércoles que las antiguas fuerzas rebeldes libias aún mantienen cautivas a tres cuartas partes de las miles de personas capturadas durante la guerra librada el año pasado contra el régimen de Muamar Gadafi.

Según el enviado especial de la ONU para Libia, Ian Martin, unas 6.000 personas siguen todavía bajo custodia de las milicias, mientras que en los ocho centros de detención competencia del Ministerio de Justicia permanecen otras 2.400 personas más.

Martin ha instado al Consejo Nacional de Transición (CNT) a acelerar el proceso para controlar todos los centros, pero la cantidad de efectivos policiales, "insuficiente", complica cualquier progreso en este sentido.

"Seguiremos colaborando con las autoridades y alentándolas a asegurar que se inspeccionan las instalaciones conocidas, se identifican las secretas y el Gobierno pasa a controlarlas y se investigan los abusos", ha planteado Martin, cuyo discurso abunda en las críticas de la ONU sobre la forma en que se trata a los detenidos en Libia, la mayoría de ellos subsaharianos sospechosos de luchar en el bando de Gadafi.

Las acusaciones de torturas y desapariciones ponen en cuestión la gestión del CNT y su capacidad para controlar a todos los grupos que, pese al fin del conflicto en octubre, siguen imponiendo su autoridad en algunas zonas.

El embajador libio ante la ONU, Abdurrahman Mohamed Shalgham, ha aclarado ante el Consejo de Seguridad que los presos bajo custodia del CNT reciben el trato adecuado. "Hay áreas donde el Estado no tiene el control. No hay policías o tribunales. No podemos responsabilizarnos por todos los excesos en todos los lugares", ha añadido.

El embajador ha subrayado que el CNT está "en contra" de los autores de estos abusos y ha prometido que rendirán cuentas por sus actos.

Shalgham también ha solicitado el envío de fondos para contribuir a la reconstrucción libia. Ha pedido, en concreto, la entrega de los activos bloqueados al régimen de Gadafi y se ha comprometido a que trabajarán con "transparencia" para justificar el destino de estos fondos.

Las sanciones impuestas contra el depuesto régimen supusieron la congelación de 170.000 millones de dólares, de los cuales la mayoría quedó desbloqueada en diciembre, cuando el Consejo de Seguridad levantó los castigos que pesaban sobre los 100.000 millones de dólares correspondientes al banco central.