Un militar indio muerto por disparos paquistaníes en Cachemira

Cachemira.- Al menos dos muertos en un enfrentamiento entre fuerzas paquistaníes
Saqib Majeed/SOPA Images via ZUM / DPA
Publicado 24/03/2019 13:43:37CET

NUEVA DELHI, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un militar indio ha muerto este domingo tras resultar herido por disparos efectuados desde el lado paquistaní de la Línea de Control que divide la región de la Cachemira histórica y que se reparten ambos países.

El militar, identificado como Hari Waker, resultó herido en la madrugada del domingo en el distrito de Poonch y fue trasladado a un hospital militar, donde finalmente falleció, han informado las autoridades indias, citadas por medios del país.

Los disparos comenzaron desde el lado paquistaní sobre las 17.30 horas del sábado en la zona de Shahpur y Kerni y continuaron de forma esporádica durante la noche. El Ejército indio "respondió con contundencia" con fuego de mortero y armas cortas, pero por el momento no hay información sobre víctimas en el lado paquistaní.

Con este son ya dos los militares indios muertos en los últimos cuatro días después del fallecimiento el jueves de un fusilero de 24 años, Yash Paul, en Sunderbani, distrito de Rajouri.

HUELGA EN CACHEMIRA

Mientras, este domingo se ha vivido una jornada de huelga general en protesta por la decisión de las autoridades indias de ilegalizar el Frente de Liberación de Jammu y Cachemira (JKLF, por sus siglas en inglés) en una protesta convocada por la Dirección de la Resistencia Conjunta (JRL) formada por Syed Ali Gilani, Mirwaiz Umar Farooq y Muhammad Yasin Malik.

Los comercios y negocios estaban cerrados en Srinagar y otras ciudades de la región y apenas hay movimiento de vehículos, informan medios afines a los separatistas.

El sábado las autoridades decretaron la ilegalización del JKLF de Muhammad Yasin Malik por "fomentar actividades secesionistas" en la Cachemira india, con lo que se suma a otro grupo, Jamaat e Islami (JeI), igualmente ilegalizado.

"La orden de prohibir Jamaat e Islami y el JKLF es una venganza política y una táctica opresiva para reprimir el justo movimiento popular de la Cachemira ocupada", subraya la JLR en la convocatoria. "La decisión del Gobierno indio de prohibir organizaciones que defienden pacíficamente una resolución de la disputa de Cachemira no amedrentará al pueblo", remacha.

TENSIÓN FRONTERIZA

Las tensiones entre India y Pakistán se recrudecieron a raíz del atentado perpetrado el 14 de febrero en la localidad de Pulwama, en la zona de Cachemira controlada por Nueva Delhi, que se saldó con la muerte de 40 miembros de las fuerzas de seguridad indias.

Poco después, India llevó a cabo un ataque en territorio paquistaní y dijo que había matado a más de 300 supuestos terroristas, si bien Pakistán también negó la versión de Nueva Delhi y dijo que sólo había un civil herido.

Pakistán e India se disputan la región de la Cachemira histórica desde 1947 y se han enfrentado por ella en dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

En la zona operan grupos separatistas que abogan por la independencia o la unión con Pakistán. Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar estas milicias, pero los paquistaníes niegan toda implicación. Las estimaciones cifran en unos 45.000 los fallecidos debido a este conflicto desde finales de la década de 1980.

Contador