El ministro para el Brexit advierte de que un segundo referéndum dividiría aún más a la población de Reino Unido

Manifestación contra el Brexit en Londres
REUTERS / TOBY MELVILLE - Archivo
Publicado 04/01/2019 1:20:25CET

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro para el Brexit de Reino Unido, Stephen Barclay, ha advertido este viernes de que un segundo referéndum sobre la salida del país de la Unión Europea tan sólo contribuiría a dividir aún más a la población británica, según ha informado el diario alemán 'Die Welt'.

"Un segundo referéndum causará únicamente una mayor división", ha alertado el ministro británico. "La actual polarización de la sociedad británica será pequeña en comparación con la tensión que podría provocar una segunda votación al respecto. Dividirá aún más nuestra nación", ha aseverado Barclay, que ha apoyado así la postura de la primera ministra, Theresa May, al respecto.

La ministra de Trabajo de Reino Unido, Amber Rudd, indicó el mes pasado que podría debatirse la posibilidad de realizar un segundo plebiscito sobre el Brexit en caso de que el Parlamento no logre un consenso sobre el acuerdo de salida del bloque comunitario.

La idea de celebrar un segundo referéndum ha ido aumentado a medida que se acerca la fecha de salida de la Unión Europea, el 29 de marzo de 2019. En este sentido, Barclay ha señalado que no se podría celebrar un segundo referéndum antes de las elecciones al Parlamento Europeo, previstas para mayo.

"Entonces las elecciones europeas tendrían que celebrarse en Reino Unido", ha manifestado. "Esto implicaría un gran daño democrático porque la gente que votó a favor del Brexit tendría que votar de nuevo a finales de mayo", ha continuado.

DESPLIEGUE DE FUERZAS EN IRLANDA DEL NORTE ANTE POSIBLES INCIDENTES

Al menos 1.000 miembros de las fuerzas de seguridad de Inglaterra y Escocia comenzarán a entrenar para ser desplegados en Irlanda del Norte ante la posibilidad de que se registren disturbios en relación con el acuerdo del Brexit, según ha publicado el diario local 'The Guardian'.

La medida ha sido puesta en marcha después de que el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) pidiera refuerzos para lidiar con cualquier problema que pueda surgir en la frontera una vez se produzca la salida del bloque comunitario con o sin acuerdo. Está previsto que el entrenamiento de las fuerzas comience este mes.

La opción de reforzar la seguridad en la zona parece necesaria ante la posibilidad de que se produzca un "desorden civil" en la frontera, tal y como refleja el citado periódico. La petición del PSNI ha sido realizada bajo una serie de acuerdos con la Policía británica, que permiten que se ofrezca ayuda a las fuerzas a nivel local, y viceversa, ante determinadas situaciones.

Contador