Publicado 30/03/2015 18:46CET

El ministro chino de Exteriores se declara optimista en las conversaciones con Irán

LAUSANA, 30 Mar. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, se ha declarado "cautelosamente optimista" ante la posibilidad de que Irán y la comunidad internacional firmen el acuerdo preliminar sobre el programa nuclear de la república islámica a pocas horas de que expire la fecha límite del 31 de marzo.

"Las posiciones se están acercando", ha declarado el ministro Wang desde Lausana, sede de las difíciles negociaciones entre los representantes de Irán y los países del 5+1.

Junto al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, los titulares de Exteriores de Reino Unido, Philip Hammond, Francia, Laurent Fabius, Alemania, Frank-Walter Steinmeier y Rusia, Sergei Lavrov, se han reunido en un hotel con vista al lago Ginebra para tratar de alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

Las seis potencias del grupo 5+1 quieren conseguir una suspensión durante diez años de las partes más sensibles del programa nuclear iraní. El régimen de Teherán, que niega que esté intentando desarrollar armas nucleares, exige a cambio de limitar su programa nuclear que se rebajen las sanciones internacionales para que su economía pueda recuperarse.

Aunque algunos de los temas abordados ya han sido resueltos, continúan existiendo diferencias entre los dos bandas negociadoras. Tanto Irán como el grupo 5+1 han planteado propuestas de compromiso para intentar facilitar el acuerdo.

Uno de los puntos más complicados es que Irán ha pedido seguir investigando con nuevas generaciones de centrifugadores avanzados que puedan enriquecer más rápidamente el uranio y en mayores cantidades que los que ahora tiene en su plantas.

Otro de los apartados que generan diferencias es el de la velocidad con la que se rebajarán las sanciones de Naciones Unidas contra Irán. Un responsable estadounidense afirmó el domingo que hay otros temas pendientes de resolver pero que la previsión es que se solucionen si se logra el consenso sobre los puntos más difíciles.

Incluso en el caso de que Irán y los seis países del 5+1 logren un acuerdo antes de finales de marzo, fuentes gubernamentales próximas a las conversaciones creen que todavía podría fracasar si los dos bandos no acuerdan los aspectos técnicos antes del 30 de junio.

Para leer más