29 de febrero de 2020
 
Actualizado 13/02/2020 7:09:17 CET

El Gobierno de Argentina culpa ante el Congreso al FMI de la crisis de deuda que vive el país

Bandera de Argentina.
Bandera de Argentina. - WIKIMEDIA - Archivo

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, ha expuesto este miércoles ante el Congreso los detalles del plan de reestructuración de la deuda del país que el Gobierno está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a quien le ha responsabilizado de la crisis de deuda, ya que "es importante" tener esta situación en cuenta si se quieren "hacer las cosas bien en el futuro".

"El FMI realizó el préstamo más grande de su historia, un préstamo que no se utilizó en absoluto para incrementar la capacidad productiva del país sino para pagar deuda de manera insostenible y para financiar la fuga de capitales", ha señalado.

"El FMI es responsable por la crisis de deuda y la crisis económica que Argentina está viviendo", ha rematado el ministro, quien, sin embargo, ha calificado de "muy constructivos" los primeros acercamientos con el Fondo Monetario.

Guzmán ha celebrado la celeridad con la que se están llevando a cabo las negociaciones, pero, ha reconocido que "la situación es dura", puesto que el mejor escenario posible para lograr el equilibrio fiscal sería 2022.

El ministro de Economía ha explicado que "muchas veces se han hecho promesas rimbombantes que después no se han podido cumplir", por lo que el actual Gobierno ha señalado que el objetivo es lograr "una estructura productiva diversificada", con la que se alcance la "inclusión social".

Guzmán ha recordado que Argentina viene de una "dinámica de frustración", pero ahora deberán ser los acreedores quienes experimenten ese sentimiento.

"No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica", ha defendido el titular de Economía, quien ha recordado al FMI y a los acreedores que "no hay peor opción que la austeridad fiscal en una recesión".

"Para poder pagar la deuda, Argentina tiene que poder crecer y para ella debe quitarse de encima el peso de una deuda que asfixia", ha explicado Guzmán.

Asimismo, ha insistido en "la buena fe" del Gobierno, ya que en ningún momento están buscando la "confrontación con los acreedores".

Como ya advirtiese el presidente, Alberto Fernández, en ocasiones anteriores, Guzmán ha sugerido que no se contempla ningún impago, alegando que "la nación ha dado pruebas de buena fe en una situación crítica" y mantiene su "esfuerzo" para pagar los intereses acumulados.

También ha habido críticas al anterior Ejecutivo de Mauricio Macri, de cuyas políticas se ha heredado "un esquema económico que generó optimismo en los mercados financieros internacionales", pero, ha concretado, "resultó estar muy lejos de ser exitoso para darle consistencia a un proceso de desarrollo".

El Gobierno espera resolver "rápido" el escenario y que la provincia de Buenos Aires, que también se asoma a un abismo en cuanto a pagos, siga la misma línea que el conjunto del país. La región ha reclamado aplazar a mayo el vencimiento de capital del 26 de enero, de tal forma que el Ejecutivo central "tome la iniciativa en este proceso", en palabras de Guzmán.

Contador

Para leer más