El ministro de Finanzas de Israel critica la rebaja del rating como una "decisión política" sin fundamentos

Archivo - El ministro de Finanzas de Israel, Bezalel Smotrich (archivo)
Archivo - El ministro de Finanzas de Israel, Bezalel Smotrich (archivo) - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

Actualizado: domingo, 11 febrero 2024 9:36

Expertos del departamento avisan a Bloomberg de que Israel tendrá que vender una cantidad casi récord de bonos para costear la guerra contra Hamás

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Finanzas de Israel, el ultranacionalista Bezalel Smotrich, ha denunciado que la reciente rebaja del rating del país por la agencia crediticia Moody's es una decisión "política" sin base alguna que la sustente y defendido la solidez de la economía israelí, que es "fuerte en todos los ámbitos".

"El anuncio es un completo manifiesto político basado en una visión absurda del mundo a nivel geopolítico, que exhibe una total desconfianza hacia la fortaleza y la seguridad de Israel así como, probablemente, en la integridad de su camino contra sus enemigos", ha declarado Smotrich en comentarios recogidos por el diario 'Yedioth Aharonoth'.

Moody's, hay que recordar, rebajó el viernes por vez primera el rating crediticio de Israel de A1 a A2 con perspectiva "negativa" debido a la inestabilidad generada por la guerra contra Hamás y los temores a una expansión a gran escala contra las milicias de Hezbolá en Líbano.

La evaluación, esgrimió la agencia en un comunicado recogido por el 'Times of Israel', ha cambiado debido al "conflicto militar en curso con Hamás y sus amplias consecuencias, que elevan materialmente el riesgo político para israel y debilitan al Ejecutivo, a las instituciones legislativas y a su fortaleza fiscal a un futuro a corto plazo".

La perspectiva negativa, añadió Moody's, se debe al "riesgo de una escalada" con las milicias de Hezbolá en la frontera norte del país, escenario de constantes cruces de artillería prácticamente desde el comienzo de la guerra entre Israel y Hamás el 7 de octubre.

En este sentido, el ministro ha continuado con su invectiva acusando a la agencia de ser incapaz de declarar al movimiento islamista Hamás como "una organización terrirosita" lo que, a su entender, "deja entrever que no habría rebajado el rating si Israel hubiera aceptado el plan internacional de detener la guerra para declarar un estado árabe terrorista, lo que habría sido un suicidio".

No obstante, varios empleados del Ministerio bajo condición de anonimato han avisado a la agencia Bloomberg que a Israel le esperan tiempos duros para costear su esfuerzo de guerra y pronostican que tendrá que vender una cantidad casi récord de bonos este año para financiarla.

El Gobierno israelí, según estas fuentes, prevé más deuda en 2024 que en cualquier otro año excepto 2020, cuando tuvo que recaudar dinero y endeudarse enormemente para contener las consecuencias de la pandemia de coronavirus y los bloqueos, según los funcionarios.

Los analistas del sector privado están de acuerdo. La emisión total de deuda rondará los 210.000 millones de shekels (unos 53.700 millones de euros), un aumento de casi un tercio con respecto al año pasado, según Alex Zabezhinsky, economista jefe de Meitav DS Investments.

La carga recaerá en gran medida en un mercado interno al que las autoridades suelen recurrir para cubrir alrededor del 80% de sus necesidades financieras, reduciendo su dependencia de los volátiles flujos de capital extranjero, según Bloomberg.

Contador

Leer más acerca de: