La misión de la UE contra las mafias, en riesgo por la falta de acuerdo sobre el reparto de los inmigrantes

Publicado 12/11/2018 19:57:07CET

BRUSELAS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La continuidad de la operación militar de la UE contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo Central, cuyo mandato expira a finales de diciembre, "está en riesgo" por la falta de acuerdo entre los Gobiernos europeos sobre la exigencia de Italia de que otros países abran sus puertos para el desembarco de inmigrantes rescatados o se garantice un reparto para su acogida.

"Claro que está en riesgo si no llega a un acuerdo", han explicado fuentes diplomáticas a Europa Press. "Tenemos que encontrar una solución en las próximas semanas", han admitido otras fuentes europeas.

Italia ha reclamado "tener un sistema de reparto proporcional" de los inmigrantes rescatados o "varios puertos de desembarco", han explicado fuentes diplomáticas.

"Esto se podría resolver hasta que concluya el mandato, aunque lo ideal sería llegar a una solución antes. Más pronto que tarde tendremos que volver a una solución ad hoc" que implique a "una coalición de voluntarios", ha explicado una fuente diplomática de la UE, que ha recordado que ya el verano se intentó sin éxito que más países aceptaran de forma voluntaria el desembarco de inmigrantes rescatados en sus puertos, entre ellos España, de forma más estable.

Una fuente diplomática europea ha confiado en que la caída "considerable" en el número de llegadas a través de Libia a Italia contribuya a hacer posible un acuerdo entre los Gobiernos y ha asegurado que la solución se aplicaría "únicamente para el contexto de la operación Sophia", es decir no cubriría los barcos de ONG que prestan auxilios en la zona.

Los buques de la operación sólo han contribuido a rescatar a apenas el 9% de los inmigrantes naufragados. La mayoría de los naufragios ocurren en la actualidad en aguas territoriales libias, donde la operación de la UE no tiene mandato para intervenir.

El comandante de la operación, Enrico Credendino, aseguró en octubre que hay "voluntad" entre los Gobiernos para extender el mandato de la misión dos años hasta finales del 2020 pero quedaba "pendiente" de acordar "el desembarco y la redistribución" de los inmigrantes rescatados, "una cuestión muy política" y que todavía no se ha podido resolver.

Fuentes europeas han confiado en que los ministros de Exteriores y de Defensa den "directrices políticas" que permitan avanzar hacia una solución cuando se reúnan los próximos 19 y 20 de noviembre, aunque el propio Credendino admitió que es una cuestión que sólo podrá resolverse al "máximo nivel político".