Mnuchin dice que se producirán avances comerciales entre EEUU y China en la cumbre entre Trump y Xi

Publicado 08/06/2019 7:41:54CET
Stefani Reynolds

FUKUOKA, 8 Jun. (Reuters/EP) -

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, ha anunciado este sábado que trataría asuntos comerciales con el gobernador del Banco Central de China, Yi Gang, aunque ha aclarado que los principales avances sobre la disputa comercial entre Estados Unidos y China se producirán a finales de este mes en la cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping.

Mnuchin ha señalado que no tiene ningún propósito específico para la reunión que mantendrá este domingo con Yi. Ambos líderes financieros discutirán cuestiones económicas y comerciales en su encuentro. "Esto no es una reunión de negociación", ha recalcado.

El encuentro bilateral supondrá la primera conversación cara a cara entre dos representantes clave en el marco de las negociaciones comerciales entre Pekín y Washington desde que las negociaciones se estancaron el pasado mes de mayo, según informó el miércoles un portavoz del departamento.

Yi indicó en 2018 tras convertirse en gobernador del Banco Central de China que reformaría de manera constante su sector financiero con intenciones orientadas al aperturismo internacional y con "énfasis" en la prevención de riesgos a través de la regulación y la supervisión.

El jefe de la entidad, de 60 años y educado en Estados Unidos, es un protegido de su predecesor, Zhou Xiaochuan, y se le considera una apuesta segura por la continuidad, en momentos en que China persiste en contener los riesgos y la acumulación de deuda en su sistema financiero.

A diferencia de otros bancos centrales en el mundo, el banco central chino no es completamente independiente. Su gobernador administra las operaciones diarias del banco, pero el jefe del banco en el partido es el principal responsable.

Asimismo, Trump ha impuesto nuevos aranceles a los productos chinos, a lo que China ha contestado con gravámenes similares a los productos estadounidenses, abriendo así una guerra comercial que, según el FMI, podría costar unos 400.000 millones de dólares a la economía mundial en 2020.

Además, Washington ha anunciado este viernes que ha extendido el plazo para que los exportadores chinos puedan introducir sus productos sin cargas fiscales adicionales. Los productos exportados antes del 10 de mayo, podrán entrar a Estados Unidos entre el 1 y el 15 de junio sin sufrir el arancel del 25 por ciento.