Moon cambia a su jefe de Gabinete y a varios miembros de su equipo de Gobierno

Moon Jae In
REUTERS / KIM HONG-JI - Archivo
Publicado 08/01/2019 12:46:12CET

El secretario presidencial cesado ha tenido un papel clave en el acercamiento con Corea del Norte

SEÚL, 8 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha cesado a su jefe de Gabinete, Im Jong Seok, que ha tenido un papel clave en la mejora de las relaciones con Corea del Norte, en el marco de una remodelación de su equipo de Gobierno para tratar de frenar su caída de popularidad y las críticas por un escándalo de espionaje.

Moon ha decidido nombrar como nuevo jefe de Gabinete a Noh Young Min, un antiguo político que llevaba desde octubre de 2017 trabajando como embajador ante China, según ha informado la Presidencia de Corea del Sur.

Yoon Do Han, un experiodista, ha sido nombrado secretario de Prensa del Gobierno, mientras que el exabogado Kang Gi Jung ejercerá como secretario para Asuntos Políticos, según ha explicado la Casa Azul. Tanto Noh como Kang trabajaron con Moon en su campaña presidencial en las elecciones de 2017. Estos tres puestos gubernamentales no requieren audiencias de confirmación en el Parlamento.

"La administración Moon puede que no sea suficiente para satisfacer las expectativas del pueblo pero la determinación del presidente nunca ha variado durante los últimos 20 meses", ha explicado Im, en declaraciones a la prensa.

"Habrá incluso mayores adversidades y desafíos a nivel nacional e internacional pero, por favor, apóyenle para que pueda triunfar con el apoyo del pueblo", ha afirmado el jefe de Gabinete saliente.

La remodelación del Gobierno se interpreta como un intento de Moon por recuperar el impulso de un Ejecutivo que está afrontando una caída en los índices de popularidad y las consecuencias de un escándalo de espionaje que ha dañado la imagen de Moon y también su agenda de reformas.

La Presidencia de Corea del Sur ha sido acusada de haber espiado a rivales políticos y a altos cargos de anteriores gobiernos además de interferir en la gestión de empresas privadas. Este escándalo de espionaje lo destapó un exinvestigador de un equipo anticorrupción creado por Moon tras el escándalo que llevó al cese de la anterior mandataria del país, Park Geun Hye, y a su procesamiento.

La Presidencia surcoreana rechaza las acusaciones de espionaje aunque ha cesado a todos los miembros del equipo anticorrupción con el argumento de que habían incurrido en malas prácticas como jugar al golf con empresarios, incumpliendo así la normativa.

La negativa de Moon frente a las demandas de la oposición para que cesara a su jefe de Gabinete y al alto cargo que supervisaba el equipo anticorrupción llevaron en noviembre a una situación de boicot en el Parlamento.

El nombramiento de Noh, que ha sido parlamentario durante tres legislaturas, busca mejorar las relaciones con la oposición en la cámara legislativa, que se ha negado a ratificar el acuerdo realizado por Moon con el líder norcoreano, Kim Jong Un, en la histórica cumbre coreana de abril de 2018.

Moon tiene este año como objetivo el relanzamiento de la economía surcoreana, además de acoger a Kim en su primer viaje como mandatario norcoreano a Seúl. La visita del líder norcoreano estaba prevista para 2018 pero finalmente se retrasó por el estancamiento de las conversaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hablado de la posibilidad de participar en una segunda cumbre con Kim en 2019 aunque, por el momento, no hay fecha ni lugar para el encuentro. Los índices de popularidad de Moon han descendido hasta su nivel más bajo desde que llegó al poder en mayo de 2017, en medio de un clima de frustración por la situación económica y la falta de progresos en el tema de la desnuclearización de Corea del Norte.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque el conflicto que mantuvieron de 1950 a 1953 terminó con una tregua pero sin la firma de un tratado de paz. Sin embargo, las relaciones han mejorado desde que Corea del Norte decidió enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur en 2018 y tras la cumbre coreana posterior.

El jefe de Gabinete saliente, Im Jong Seok, pasó tres años y medio en prisión por haber organizado una visita no autorizada a Corea del Norte en 1989 con otro activista y ha tenido un papel clave en el acercamiento entre las dos Coreas.

La Casa Azul no ha desvelado si Im tendrá un nuevo cargo aunque se espera que vuelva a la política tras las próximas elecciones parlamentarias, previstas para 2020.

Contador