Morales viajará a EEUU en medio de la presión a Guatemala para que se convierta en un 'tercer país seguro'

Publicado 12/07/2019 3:59:46CET
El presidente de Guatemala, Jimmy Morales
El presidente de Guatemala, Jimmy MoralesREUTERS / STRINGER . - Archivo

CIUDAD DE GUATEMALA, 12 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, viajará el próximo lunes a Washington en medio de las intensas discusiones sobre la posibilidad de que la nación centroamericana se convierta en un 'tercer país seguro' para migrantes que solicitan asilo en Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el 26 de junio que su país y Guatemala estaban a punto de alcanzar un acuerdo de 'tercer país seguro', como parte de los esfuerzos para frenar la migración desde Centroamérica hacia territorio estadounidense.

El Gobierno guatemalteco ha señalado este jueves en su cuenta de la red social Twitter que Morales se reunirá en Washington con funcionarios estadounidenses "para tratar temas de seguridad, migración y economía".

Una fuente gubernamental de Estados Unidos con conocimiento del asunto ha afirmado que se espera que Morales firme el acuerdo de 'tercer país seguro' con Trump el lunes, pero ha subrayado que aún se están afinando algunos detalles.

Si finalmente se firma el acuerdo, Guatemala estaría obligada a procesar las solicitudes de asilo de los migrantes que entran en su territorio por primera vez mientras se dirigen a otro, lo que podría aplicarse a hondureños o salvadoreños que pasan por Guatemala en su camino a Estados Unidos.

Los críticos del posible acuerdo afirman que Guatemala comparte condiciones similares de pobreza y violencia que están impulsando a los migrantes a huir desde Honduras y El Salvador.

Cuatro excancilleres y un exembajador de Guatemala ante Naciones Unidas presentaron un recurso ante el Tribunal Constitucional para que la nación centroamericana no acepte ser 'país seguro' para los solicitantes de asilo. El tribunal podría tardar semanas en emitir un fallo.

La detención de migrantes centroamericanos por parte de las autoridades estadounidenses, incluido un gran número de familias y solicitantes de asilo, alcanzó en mayo su nivel más alto en más de una década. Trump ha ejercido una presión cada vez mayor sobre México y América Central para frenar los flujos.

A inicios de junio, el ministro del Interior de Guatemala, Enrique Degenhart, quien ha estado dirigiendo las negociaciones con Estados Unidos, dijo que la política de asilo todavía se estaba discutiendo.

Contador

Para leer más