Moreno dice que "no es mala idea" adelantar elecciones en Ecuador aunque por el momento lo descarta

Publicado 09/10/2019 15:32:16CET
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno durante su entrevista en Teleamazonas.
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno durante su entrevista en Teleamazonas. - SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN DE ECUADOR

Rechaza que pueda producirse un baño de sangre por las protestas

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha afirmado este miércoles que "no es mala idea" adelantar elecciones en el país pero, por el momento, "no ha pensado" en esta posibilidad.

"No está en mi carpeta el asunto. Pero (...) tal vez en algún momento no sea mala idea", ha asegurado el mandatario en una entrevista con BBC. "Siempre existe esa posibilidad, pero no la he pensado", ha agregado Moreno.

En este contexto, el presidente de Ecuador ha defendido las medidas económicas adoptadas por su Gobierno y que han provocado las protestas en el país. Las medidas incluyen la eliminación de los subsidios a los combustibles y, a su juicio, estos subsidios benefician "a los más ricos".

"Es una medida justa, que beneficia a los más pobres y va en detrimento de aquellos que se han estado beneficiando de un subsidio de lo más injusto", ha apuntado el presidente de Ecuador. "Es un subsidio que beneficiaba a los más ricos y a quienes traficaban con el esfuerzo de los ecuatorianos para subsidiar el diesel y la gasolina", ha hecho hincapié Moreno.

El presidente ha explicado que en Ecuador se consume, sobre todo, diesel y gasolina que es necesario importar a precios internacionales y que se vende a menos de la mitad de su coste.

"Los traficantes son los que llevaban la gasolina por barco hacia las fronteras, son los que se beneficiaban", ha insistido el presidente, que también ha destacado que "la medida estaba tomada hace tiempo" y que "ningún Gobierno" se había atrevido a tomarla.

Además, Moreno ha asegurado que el Gobierno tenía previsto que se desencadenaran las protestas tras la aprobación de las medidas de austeridad porque el expresidente Rafael Correa y antiguos colaboradores suyos habían estado en Venezuela y los indígenas ecuatorianos "no tienen por costumbre ser agresivos".

Así, la presencia de los antiguos gobernantes del país en Venezuela obedece, a su juicio, a "seguramente" recibir "órdenes del sátrapa del dictadorzuelo, del sinvergüenza de Caracas que tiene sumida a su población en el hambre y la desesperación", ha dicho haciendo referencia al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En cuanto a los indígenas, ha valorado que "son gente fundamentalmente de paz". "Y como son gente de paz, en este momento su derecho a la protesta social se ve terriblemente afectado por la injerencia de grupos violentos pagados por los correístas", ha denunciado.

"Es por eso que frente a los actos de violencia están unos jóvenes con las caras cubiertas", ha indicado. "No son indígenas, no tienen las características físicas de nuestros indígenas", ha añadido. "Son personas asalariadas que están agrediendo a la gente", ha zanjado.

TRASLADO DE LA SEDE DEL GOBIERNO A GUAYAQUIL

Moreno también ha hecho referencia a su decisión de trasladar la sede del Gobierno del país de Quito a Guayaquil justo cuando llegaban miles de indígenas a la capital para protestar.

A este respecto, ha esgrimido que "Quito en primer lugar es una ciudad patrimonial". "Tiene un centro histórico que hay que cuidar, preservar, y que lastimosamente estos grupos malhadados han destruido durante estos dos días", ha lamentado.

Además, ha explicado que, "al ser una ciudad con características coloniales, el centro de Quito, donde se encuentra el palacio de Gobierno, está bastante enclaustrado y se hace difícil llegar si es que está rodeada de militares y policías". "Se hace fácil llegar a los manifestantes y difícil llegar a las personas que trabajan en el palacio de Gobierno", ha reconocido.

Por otra parte, ha asegurado que la mayoría de los manifestantes iban a por él. "De eso se trataba", ha dicho, "porque realmente lo que yo hice con la malhadada revolución ciudadana fue denunciarlos, exponerlos ante la palestra pública y, sobre todo, los terribles actos que realizaron en contra de las finanzas de Ecuador".

No obstante, Moreno ha descartado que vaya a producirse un baño de sangre en las calles de Ecuador. "Creo que eso no va a ocurrir", ha afirmado. "Nosotros estamos empeñados en que eso no ocurra", ha agregado.

En referencia a la actuación de las Fuerzas Armadas de Ecuador, ha indicado que "están haciendo ejercicio de la fuerza de manera progresiva".

"Creo que va a haber entendimiento, racionalidad. Nadie quiere ser una víctima. Por supuesto ni campesinos, ni indígenas, ni militares, ni policías quieren ser víctimas. Y eso va a ayudar a que haya una solución rápida", ha dicho Moreno.

"Estamos abriendo puentes de diálogo. Inmediatamente han acudido para ello la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, las universidades de Ecuador y las Naciones Unidas", ha concluido el mandatario.

Contador

Para leer más