Moscú, ante la imputación de dos rusos por el intento de asesinato de los Skripal: "No nos dice nada"

La plaza Roja de Moscú con el Kremlin y la catedral de San Basilio
MAXIM SHEMETOV / REUTERS - Archivo
Actualizado 05/09/2018 15:38:29 CET

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La imputación de dos ciudadanos rusos como sospechosos de haber intentado asesinar al exespía ruso Sergei Skripal y su hija con un agente nervioso por parte de las autoridades británicas "no dicen nada" a Moscú, ha asegurado la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajarova.

"Los nombres publicados por los medios, tanto como las fotos, no nos dicen nada", ha afirmado, reiterando el llamamiento de Moscú a Londres a "pasar de las acusaciones públicas y manipulaciones con la información a la cooperación práctica entre los servicios de seguridad".

Reino Unido ha acusado a Rusia de estar detrás del envenenamiento con gas nervioso Novichok de Skripal y su hija el pasado mes de marzo en Salisbury, una localidad inglesa. Moscú ha negado en todo momento su implicación y ha solicitado a Londres cooperar en la investigación y poder ofrecer apoyo consular a Yulia Skripal, quien es ciudadana rusa.

Los fiscales rusos han imputado este miércoles a Alexander Petrov y Ruslan Boshirov como los responsables del intento de asesinato de los Skripal, que pasaron semanas ingresados tras ser atacados con Novichok, y han emitido órdenes de arresto europeas en su contra.

En este sentido, el asesor del Kremlin para Asuntos Internacionales, Yuri Ushakov, ha expresado la sorpresa de Moscú con el anuncio realizado por Londres.

"No entiendo para qué lo hizo y qué señal nos envía Reino Unido, resulta difícil comprenderlo", ha dicho Ushakov, quien ha asegurado además que esos apellidos "no le suenan".

"Hubo además un comentario de Scotland Yard de que los apellidos eran supuestamente inventados", ha agregado, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

La primera ministra británica, Theresa May, ha apuntado durante la jornada que los dos sospechosos serían oficiales de los servicios de Inteligencia del país centroasiático.

"No se trató de una operación solitaria", ha sostenido en declaraciones ante el Parlamento, antes de resaltar que los sospechosos son agentes del servicio de Inteligencia Militar (GRU).

CRÍTICAS DE MOSCÚ A LA OPAQ

Por otra parte, el representante ruso ante la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Alexander Shulguin, ha reaccionado al anuncio hecho el martes por este organismo de que la sustancia usada contra los Skripal fue la misma que envenenó a una pareja en Amesbury en julio, cobrándose la vida de una mujer.

"El contenido del informe es bastante flexible, lo que no impidió que los británicos declararan que (...) otra vez se trata de Novichok y de Rusia y enunciaran las acusaciones infundadas sobre la implicación de Rusia, que ya se habían repetido hasta la saciedad", ha señalado Shulguin.

En este sentido, ha reiterado que Rusia no tiene nada que ver con el envenenamiento en Salisbury. Asimismo, en un comunicado, la delegación rusa ante el organismo internacional ha lamentado que la OPAQ haya accedido a ser "parte de manera voluntaria o involuntariamente de juegos políticos sucios desencadenados por Reino Unido".

La delegación rusa ante el organismo ha señalado además en un comunicado que "se ve obligada a constatar de nuevo que a Londres le da igual si el informe de la OPAQ dice sobre 'Novichok' o no".

"Lo importante para ellos es implicar a la OPAQ y relacionar de alguna forma los resultados de su investigación nacional con la autoridad de esta organización internacional", ha criticado.

Así, ha resaltado que "es lamentable que la Secretaría Técnica (de la OPAQ) sea parte, de manera voluntaria o no, de los juegos políticos sucios desencadenados por Reino Unido".