Publicado 29/01/2022 11:34

El movimiento promilitar Salvemos a Burkina pide a la CEDEAO que colabore con la junta golpista

Anuncio del golpe de Estado en Burkina Faso el 24 de enero de 2022
Anuncio del golpe de Estado en Burkina Faso el 24 de enero de 2022 - RTB

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El movimiento Salvemos a Burkina, conocido principalmente por su emergencia el pasado fin de semana en las protestas de apoyo al golpe de Estado militar contra el presidente Roch Marc Christian Kaboré, ha pedido a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) que levante la mano tras expulsar ayer al país de la organización y colabore con las nuevas autoridades en la lucha contra el yihadismo.

"La CEDEAO cumple con su función de vigilancia frente al respeto a los textos fundacionales de los distintos países que la componen, pero los textos", aducen en un comunicado recogido este sábado por el portal Burkina24, "deben adaptarse a las circunstancias del momento".

El país africano ha experimentado en términos generales un aumento significativo de los ataques desde el año 2015. Estos, obra tanto de la filial de Al Qaeda como de la de Estado Islámico en la región, han contribuido también a incrementar la violencia intercomunitaria y han hecho que florezcan los grupos de autodefensa.

Es por ello, entiende el grupo, que Salvemos a Burkina pide a las autoridades que conforman la organización internacional su apoyo a la junta militar para "librar a Burkina Faso de la 'hidra' terrorista y del mal gobierno".

El grupo recuerda que el nuevo organismo al frente del país, el llamado Movimiento Patriótico de Salvaguardia y Restauración (MPSR), ha colocado la "refundación del país en el centro de su discurso", lo que "indica claramente la firme voluntad de los nuevos líderes de llevar a cabo reformas fundamentales para romper con las malas prácticas del pasado".

El movimiento declara su admiración por estos "soldados entrenados y nuevos hombres fuertes del país", comprometidos "en su corazón" con la restauración de la soberanía territorial del país y "el retorno del Estado a las áreas ocupadas por este enemigo cobarde y asesino", en referencia a los grupos criminales y yihadistas que asolan el país.

Por último, Salvemos a Burkina aplaude la llegada de la misión cívico-militar que la CEDEAO ha decidido enviar al país para evaluar sobre el terreno la situación, y a cuyos responsables les pide que presenten "especial atención y escuchen atentamente el llamado de los hijos e hijas de la patria", para finalmente "trazar las líneas maestras de la restauración efectiva de nuestro querido país".

Más información