MSF alerta de que la salud de miles de personas se encuentra en peligro debido a la violencia en Yumbi

Publicado 18/01/2019 6:47:40CET

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ONG Médico Sin Fronteras (MSF) ha alertado de que la salud de miles de personas se encuentra en peligro debido a los recientes enfrentamientos intercomunitarios registrado en Yumbi, en la provincia de Mai-Ndombe, en República Democrática del Congo (RDC).

La organización ha señalado en un comunicado que las duras condiciones a las que se enfrenta la población desplazada a causa de la violencia en la zona los deja en una situación vulnerable. En un intento por prevenir la degradación de su salud, MSF ha instado a las organizaciones a acelerar la respuesta humanitaria.

"En este momento del año el agua está sumergiendo las islas en el río", ha indicado uno de los trabajadores de la organización, que dirige una de las clínicas móviles en el río Congo, una zona a la que se han desplazado numerosas personas.

"La gente está buscando refugio en cabañas a medio terminar, que no los protegen adecuadamente de la lluvia, el frío durante la noche y el viento en plena temporada de malaria", ha aseverado antes de señalar que "la semana pasada atendieron a unas 200 personas por día y más de un 20 por ciento de los pacientes son niños menores de cinco años".

Entre los días 4 y 10 de enero, la unidad móvil de MSF atendió a 1.175 personas, de las cuales más de un tercio fue diagnosticada con malaria o infección respiratoria. "Durante un periodo de ocho días nuestros equipos identificaron 20 casos de malnutrición, de los cuales nueve son severos", ha aseverado Sophie Sabatier, coordinadora del Equipo de Emergencia de MSF en RDC.

La violencia registrada desde mediados de diciembre en la región de Yumbi ha provocado el desplazamiento de entre 20.000 y 30.000 personas, que han tenido que abandonar sus viviendas. A pesar de la aparente calma, la tensión es palpable en la zona, por lo que no es probable que se produzca un regreso de los desplazado próximamente, tal y como recoge el texto de MSF.

"Cuando llegamos a Yumbi vimos comunidades enteras totalmente destruidas", ha expresado Sabatier. "Se cree que cientos de personas murieron en tan sólo un día. Es difícil imaginar la situación volviendo a la normalidad en este momento. Y por eso la salud seguirá estando en peligro", ha añadido.

En este sentido, ha insistido en que la mayoría de las heridas "han sido causadas por armas como machetes, pero también por quemaduras y armas de fuego". "Aparte de las heridas físicas, estamos preocupados por las consecuencias psicológicas de la violencia. Nuestros equipos ven señales de traumas en nuestros pacientes", ha explicado Sabatier.

Contador