Publicado 23/01/2022 13:25

MSF desmiente a la coalición saudí y señala que sus bombas sí alcanzaron la cárcel destruida en Yemen

Imagen de archivo de un ataque aéreo en Saná (Yemen)
Imagen de archivo de un ataque aéreo en Saná (Yemen) - Hani Al-Ansi/dpa

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Médicos sin Fronteras (MSF) ha responsabilizado directamente a Arabia Saudí del "injustificable" ataque de esta semana contra una cárcel de la provincia yemení de Saada, en el noroeste del país, que causó la muerte de 82 personas y dejó heridas a 266, según el balance provisional proporcionada por las autoridades rebeldes huthis.

"No hay forma de negar que se ha tratado de un ataque aéreo. Todo el mundo en la ciudad de Sada pudo escucharlo", ha declarado uno de los miembros del personal de MSF en la zona, bajo condición de anonimato. "Vivo a un kilómetro de la prisión y mi casa temblaba por las explosiones", ha añadido.

Una declaración de la coalición liderada por Arabia Saudí contra la insurgencia huthi describió como "infundadas" las informaciones que apuntaban a la destrucción de la cárcel por el bombardeo, pero el personal de MSF ha confirmado que la instalación penitenciaria está devastada.

Dos miembros del personal de MSF que residen en la ciudad de Saada y estaban en sus casas cerca de la prisión en el momento del ataque aéreo describieron, concretamente, haber escuchado aviones de combate y luego tres explosiones separadas.

"Éste es el último de una larga lista de ataques aéreos injustificables que la coalición liderada por Arabia Saudí desencadena contra escuelas, hospitales, mercados, bodas y cárceles", ha declarado el jefe de la misión en Yemen de MSF, Ahmed Mahmat.

"Desde el comienzo de la guerra, hemos sido testigos con frecuencia de los terribles efectos de los bombardeos indiscriminados de la Coalición en Yemen, que ha atacado incluso a nuestros propios hospitales, ha declarado, antes de denunciar que "Internet se ha cortado en la mayor parte del país, tras otro ataque de la coalición contra un edificio de telecomunicaciones en Hodeida".

El enviado especial de Naciones Unidas en Yemen, Hans Grundberg, alertó el jueves de que el recrudecimiento del conflicto en el país interrumpe y pone en peligro las perspectivas de una "solución política integral" para la guerra.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, expresó su preocupación ante los "continuos ataques aéreos" la capital, Saná, Hodeida y otros zonas del país, según explicó su portavoz, Stéphane Dujarric, durante su rueda de prensa diaria.

El conflicto ha sufrido un repunte desde 2021 y las tensiones han aumentado a raíz de la muerte de tres personas en un ataque ejecutado esta semana por los huthis contra la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abú Dhabi, que ha denunciado que fueron usados misiles balísticos y de crucero, además de drones.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital otras zonas del norte y el oeste del país. Los principales combates se centran en estos momentos en la provincia de Marib, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

Más información