Muad Buchareb es elegido nuevo presidente del Parlamento de Argelia, si bien su predecesor se niega a abandonar el cargo

Publicado 24/10/2018 17:33:00CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los parlamentarios argelinos han elegido este miércoles a Muad Buchareb, del gubernamental Frente de Liberación Nacional (FLN), como nuevo presidente de la Asamblea Popular Nacional (APN), en sustitución de Said Buhadya, después de varias semanas de crisis política por la negativa de éste a abandonar el cargo, una postura que mantiene tras la votación de hoy.

La votación, que se ha saldado con 320 votos a favor y una abstención, ha estado marcada por el boicot por parte de la oposición, que no ha estado presente durante la misma, según la agencia estatal argelina de noticias, APS. El Parlamento argelino cuenta con 480 escaños.

Buchareb, de 47 años, ha asegurado tras la votación que es "consciente" del "la responsabilidad" que ahora pesa sobre él, al tiempo que ha prometido "hacer todo lo posible para completar el proceso de formación del Estado".

"Espero que todo el mundo en la APN cumpla su papel de supervisión y su tarea legislativa", ha señalado, antes de prometer "establecer una cultura de consenso" en el organismo, tal y como ha recogido el diario local 'Echorouk'.

La votación eleva así al cargo de presidente del Parlamento a un político que fue gobernador de la provincia de Setif y que supone un rejuvenecimiento de la cúpula en Argelia, donde la mayoría de los líderes tienen más de 80 años y son figuras de la lucha contra el colonialismo francés.

La salida de Buhadya tiene lugar en medio de las acusaciones por parte del FLN contra él por presunta mala praxis, algo que fue rechazado por él mismo y por parte de la oposición.

Un total de cinco partidos, entre ellos el FLN y la Reagrupación Nacional para la Democracia (RND) del primer ministro, Ahmed Uyahia, habían reclamado desde septiembre el cese de Buhadya por mala gestión.

Sin embargo, éste se negó a abandonar el cargo argumentando que la Constitución indica que el presidente del organismo es elegido "para la duración de la legislatura" y que no se contempla el proceso de cese. La semana pasada, una comisión parlamentaria anunció la "vacancia" del puesto.

De hecho, el propio Buhadya ha dado unas declaraciones tras la sesión en las que ha recalcado que "no dimitirá", según la agencia británica de noticias Reuters. Buhadya ya dijo el martes en declaraciones al portal local de noticias Tout sur l'Algerie que "seguirá siendo el presidente legítimo de la APN".

La oficina del presidente, Abdelaziz Buteflika, no se ha pronunciado sobre la votación. Desde que sufriera un infarto en 2013, Buteflika raramente ha aparecido en público y sólo se difunden imágenes sobre visitas de encuentros a alto nivel con mandatarios internacionales, lo que ha suscitado las dudas sobre la continuidad del presidente después de cerca de dos décadas en el poder.

Buteflika accedió a la Presidencia en 1999 y gestionó los últimos coletazos de la guerra civil iniciada en 1991 cuando el régimen anuló los resultados de unas elecciones en las que los islamistas habían obtenido la victoria en la primera vuelta.

Si bien un nuevo mandato para Buteflika sería algo que daría tiempo a la cúpula del FLN y del Ejército, así como de los principales empresarios del país, para organizar una sucesión ordenada, las tensiones sociales han crecido en el país en los últimos años.