Muere a los 80 años el ex primer ministro holandés Wim Kok

Wim Kok primer ministro holandes
REUTERS / JERRY LAMPEN
Publicado 20/10/2018 18:41:36CET

AMSTERDAM, 20 Oct. (Reuters/EP) -

El ex primer ministro holandés Wim Kok, uno de los grandes proponentes europeos del centrismo, ha fallecido este sábado a los 80 años de edad por una insuficiencia cardíaca, según ha informado el Partido Laborista.

Kok, primer ministro holandés de 1994 a 2002, supervisó un período de fuerte crecimiento económico en Países Bajos, liderando tres coaliciones centristas.

Su carrera pública comenzó cuando Kok comenzó a trabajar activamente en el sindicalissmo de principios de los 60 bajo la unión Bouwbond NVV. Allí, en los años siguientes, ocupó los cargos de secretario, vicepresidente y presidente de la Confederación de Sindicatos de los Países Bajos (NVV).

Entre 1976 y 1985, Kok fue presidente de la Federación de Sindicatos Holandeses (FNV) y vicepresidente del Consejo Socioeconómico (SER). En 1986, Kok fue elegido miembro de la Cámara Baja para el Partido Laborista(PvdA). Sucedió a Joop den Uyl más tarde ese año como líder del partido de ese partido, con el que también se convirtió en líder de la oposición.

Kok dio sus primeros pasos como funcionario del gobierno en 1989, cuando se convirtió en Ministro de Hacienda. Como responsable de la cartera, Kok trabajó para reducir el déficit en el presupuesto nacional. Esto se hizo, entre otras cosas, por un aumento en los impuestos especiales sobre el combustible de los automóviles, una medida que se conoció como 'el céntimo de Kok'.

Su etapa como primer ministro estuvo marcada por la política exterior y por la guerra de los Balcanes. La investigación oficial que concluyó en 2002 el Instituto para Estudios de Guerra, Holocausto y Genocidio (NIOD) determinó que los uniformados neerlandeses no pudieron haber evitado la masacre de Srebrenica porque no contaban con los medios necesarios para ello, si bien afirmó que silenciaron lo ocurrido.

La publicación del informe del NIOD provocó la dimisión en bloque del Gobierno de Wim Kok. "De ninguna manera asumimos la culpa de lo que pasó en Srebrenica, pero sí nuestra responsabilidad", explicó entonces el primer ministro socialdemócrata.

Contador