Muere Alfredo Stroessner, dictador que gobernó Paraguay con mano de hierro durante 34 años

Actualizado 16/08/2006 20:09:40 CET

ASUNCIÓN, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ex dictador Alfredo Stroessner (1912-2006) falleció hoy en un hospital de Brasilia. El dictador que gobernó Paraguay durante 34 años, desde que llegara al poder por un golpe de Estado en 1954 y fuera derrocado por otro en 1989, vivía asilado en Brasil a pesar de estar condenado por asesinato en su país, donde los tribunales abrieron en su contra más de 30 procesos criminales por torturas, asesinatos y desapariciones ocurridos en la época.

En septiembre de 2004 el juez paraguayo Gustavo Santander ordenó su captura y extradición basándose en la desaparición de tres personas que habrían sido arrestadas en el marco de la denominada 'Operación Cóndor', plan de coordinación de la represión llevado a cabo por los servicios de inteligencia militar del Cono Sur en los años setenta y ochenta. Se calcula que cerca de 30.000 personas desaparecieron o fueron asesinadas durante el régimen de Stroessner.

Hijo de un inmigrante alemán, Alfredo Stroessner nació el 3 de noviembre de 1912 en la ciudad de Encarnación. Estudió en la Academia Militar de Asunción y a los 20 años ingresó en el Ejército paraguayo, donde realizó una brillante carrera, en la que destacó su participación en la guerra del Chaco (1932-1935).

Apoyó al Partido Colorado en la revolución de 1947 y participó en dos golpes de Estado contra Natalicio González, actuaciones que le permitieron ascender rápidamente hasta llegar al cargo de comandante en jefe de las fuerzas armadas en 1951. Tres años después, derrocó al presidente Federico Chávez Careaga en un golpe militar, asumiendo la Presidencia tras unas elecciones en las que fue el único candidato.

Controló el país con mano de hierro con el apoyo del Partido Colorado y del Ejército, suprimió por la fuerza a la oposición y abolió la libertad de prensa. En su mandato, dictadores y antiguos miembros del Partido Nacionalsocialista (nazi) alemán encontraron refugio en Paraguay.

Durante este período, usó la ayuda extranjera para reducir la inflación y crear escuelas, carreteras, hospitales y centrales hidroeléctricas en su país sin dejar de apoyar, al mismo tiempo, los intereses de los terratenientes y grandes empresarios. Con su política, logró estabilizar la moneda, moderar la inflación, crear nuevas escuelas y carreteras e instaurar sanidad pública.

Por otra parte, dedicó casi la mitad del presupuesto del país para formar un cuerpo militar, que se reveló indispensable para poder mantener su autoridad. Sus seguidores, pertenecientes al Partido Colorado, dirigían el Congreso, lo que les permitió promulgar una nueva Constitución en 1967 por la que consiguió legitimar las elecciones que le dieron el poder en seis legislaturas consecutivas.

En 1977 realizó una reforma a este mismo texto por la que logró que se aprobara una enmienda constitucional que lo habilitaba para convertirse en presidente vitalicio. Durante la última década de su mandato, durante la cual Paraguay participó junto a Brasil en la construcción de la presa de Itaipú, se produjeron algunos casos de corrupción, pese a lo cual en 1988 fue elegido de nuevo presidente.

Aunque se rumoreaba que padecía una enfermedad y se empezaba a hablar de su posible sucesor, Stroessner proponía como tal a su hijo Gustavo, pero esta opción no contaba con la aprobación de la mayor parte de estamentos militares y políticos. En 1989 lo depuso un golpe militar dirigido por el general Andrés Rodríguez, su consuegro y antiguo colaborador. Obligado a abandonar el poder tras 34 años ininterrumpidamente al mando de Paraguay, se exilió en Brasil.

SENADORA 'COLORADA' PIDE VELAR A STROESSNER EN ASUNCIÓN

La senadora paraguaya Adriana de Fernández pidió hoy al Partido Colorado y al presidente de la República, Nicanor Duarte, que sugiera a la familia de Alfredo Stroessner que sus restos sean velados en Asunción porque "hizo mucho por el país y el pueblo lo quiere".

"Por encima de todo, Stroessner hizo mucho por nuestro país. A pesar de las leyes, el pueblo lo quiere y le van a rendir honores", afirmó la senadora en declaraciones a una radio local tras conocer el fallecimiento del ex dictador en un hospital de Brasilia.

Sin embargo, José Alberto Planás, amigo allegado de la familia Stroessner, aseguró que los restos del ex dictador "serán velados allá", en Brasilia, donde falleció esta mañana después de permanecer ingresado el pasado 29 de julio.

Además, Planás aseguró que los familiares de Stroessner resolverán en las próximas horas si sus restos serán trasladados a Paraguay para ser sepultados, según informa el diario local ABC, recogido por Europa Press.

Por su parte, el diputado Rafael Filizzola, del opositor Partido País Solidario, lamentó que nunca se haya juzgado al ex dictador por los crímenes que cometió durante las casi cuatro décadas que gobernó Paraguay con mano de hierro.

MILES DE VICTIMAS

"Las miles de víctimas que han llorado a desaparecidos, torturados y muertos se deben quedar con una sensación de que no se hizo justicia", afirmó el legislador, quien afirmó que no se puede permitir que su cuerpo sea recibido con honores en Paraguay.

El Gobierno de Nicanor Duarte aseguró ayer que el ex dictador ha vivido durante estos últimos años prófugo de la justicia por su responsabilidad en múltiples violaciones de Derechos Humanos durante su mandato por lo que su cuerpo no será recibido ni tratado con honores.