Actualizado 17/12/2021 02:50 CET

Muere Lucía Hiriart, la viuda del dictador chileno Augusto Pinochet

Lucía Hiriart durante el entierro de su esposo, el dictador chileno Augusto Pinochet.
Lucía Hiriart durante el entierro de su esposo, el dictador chileno Augusto Pinochet. - FRANCISCO ARIAS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Las víctimas de la dictadura lamentan que muriera "en impunidad y tranquila en su casa" y centenares de personas salen a las calles a celebrar

El candidato presidencial Gabriel Boric recuerda a las víctimas de la dictadura y Kast rechaza hacer un "hecho político"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La viuda del dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990), Lucía Hiriart, quien fuera una de las principales asesoras del tirano, destacando la influencia que tuvo en él durante el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, tal y como aseguró en varios ocasiones, ha fallecido este jueves a los 99 años.

Hiriart, de la alta burguesía chilena, contrajo matrimonio con el dictador en 1943, cuando era subteniente de Ejército, con quien tuvo cinco hijos. Su muerte, según apuntan medios chilenos, se ha debido a las complicaciones de salud propias en una persona casi centenaria.

La ya difunta era conocida por la influencia que ejerció sobre su marido, no solo en aquella fatídica asonada contra el Gobierno electo del presidente Salvador Allende, sino también por el peso que tuvo en la decisión de destituir al tercer ministro de Exteriores de la dictadura Hernán Cubillos tras un frustrado viaje de Pinochet a Filipinas.

Su última aparición pública fue en diciembre de 2016, cuando tuvo que declarar en el marco de una investigación por un supuesto delito de malversación de fondos públicos que habría cometido con la venta de propiedades estatales donadas durante la dictadura a la fundación CEMA que presidió hasta ese año.

Hiriart, quien pasó un día en prisión preventiva, finalmente vio como la Justicia desestimaba todas las causas contra ella al considerar que se violaron sus garantías individuales.

La noticia ha provocado algunas muestras de felicidad en las calles del país, especialmente en la capital, Santiago, donde unas 500 personas se han reunido en la Plaza Baquedano para festejar su muerte.

REACCIONES POLÍTICAS

Entre quienes han reaccionado se encuentra el candidato presidencial de la coalición de izquierdas Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien ha lamentado que Hiriart haya muerto "en impunidad pese al profundo dolor y división que causó".

"Mis respetos a las víctimas de la dictadura de la que fue parte. No celebro la impunidad ni la muerte, trabajamos por la justicia y la vida digna, sin caer en provocaciones ni violencia", ha recalcado.

Además, la jefa de campaña de Boric, Izkia Siches, ha apuntado que "la muerte es parte de la vida" y, aunque no se ha referido explícitamente al fallecimiento de Hiriart, ha fijado el objetivo en trabajar para "construir una nueva era de unidad, paz e igualdad".

Por su parte, el candidato ultraderechista y rival de Boric en las presidenciales, José Antonio Kast, ha anunciado que no acudirá al entierro al considerar que es un "funeral privado" y él no es una persona "cercana a la familia".

En esta línea, ha defendido su posición de no querer hacer un "hecho político" de la muerte de la que fuera mujer de Pinochet, y considera que este hecho "no va a mover la campaña".

"Yo creo que no va a mover la campaña ni para un lado ni para otro, salvo que la izquierda trate de hacer un hecho político de esto. Porque se va a tratar de hacer un hecho político, es evidente", ha apuntado.

En este sentido, Kast ha apuntado que "no quiere hacer un hecho político de esto", ya que entiende "la preocupación de los medios y todas las miradas históricas que se van a dar" y ha insistido en que lo deja "como un hecho humano".

Además, el candidato ha lamentado que haya un sector de la población que haya salido a las calles a festejar la muerte de Hiriart. "Veo ahora que hay gente celebrando, creo que no es lo que uno esperaría. Siempre la muerte de alguien para la familia es doloroso, más allá del rol histórico que haya tenido la persona", ha zanjado.

LAS VÍCTIMAS LAMENTAN LA IMPUNIDAD

Las víctimas han lamentado que Hiriart, "cómplice de las políticas del dictador", haya muerto "en impunidad y tranquilamente en su casa", según ha declarado para CNN Chile, Alicia Lira, líder de una de las principales asociaciones de familiares de los ejecutados en la dictadura.

"Muere enferma y a su edad tranquilamente en su casa", ha expresado Lira, para quien esta situación evidencia "la impunidad" que arrastra Chile en lo que respecta a los derechos de las víctimas de la dictadura y sus familiares.

"Ella fue cómplice de sus políticas, fue la mujer que siempre estuvo al lado del dictador. No fue ejecutora, pero sí cómplice y motor activo, casi mánager de Augusto", ha dicho Lira, quien lamenta que Hiriart nunca fuera procesada por corrupción o por ser cómplice de la dictadura.

"La forma en que se impuso y cómo participó en la dictadura se refleja en su corrupción, en la riqueza de la que se apropió", ha dicho Hiriart, quien ha tenido también palabras de recuerdo para Carmen Vivanco, que ha muerto a los 103 años sin saber dónde desaparecieron cinco de sus familiares durante aquellos años.

Para leer más