Publicado 09/12/2021 09:02CET

Mueren 16 personas en enfrentamientos intercomunitarios en el norte de Camerún

Archivo - Imagen de archivo de soldados cameruneses
Archivo - Imagen de archivo de soldados cameruneses - DRACORIUS WHITE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos 16 personas han muerto y 26 han resultado heridas en unos enfrentamientos intercomunitarios registrados el miércoles en el departamento camerunés de Logone-et-Chari, situado en la Región de Extremo Norte, en el marco de unos combates que estallaron en la zona durante la jornada del domingo.

Fuentes citadas por el portal camerunés de noticias Actu Cameroun han señalado que los enfrentamientos del miércoles estuvieron protagonizados por miembros de las comunidades choa y mousgoum y se centraron en los alrededores de la localidad de Kousséri.

Así, los combates tuvieron lugar en las aldeas de Mariam y Oulumsa, tras la muerte el domingo de cerca de 20 personas en enfrentamientos entre ambas comunidades, sin que los intentos de calmar la situación hayan tenido éxito hasta la fecha.

Los enfrentamientos entre miembros de estas comunidades son relativamente frecuentes y en agosto murieron once personas en incidentes similares, lo que ha llevado a las autoridades a reforzar el despliegue de fuerzas de seguridad en esta zona del país africano.

En el centro de estas disputas están el control de tierras y de agua, cada vez más escasa en esta zona del país a causa del impacto del cambio climático. Tanto Camerún como otros países de África subsahariana han registrado un repunte de estos enfrentamientos durante los últimos años por este motivo, entre otras causas.

La Región de Extremo Norte es una de las más sacudidas por la inseguridad en el país, dado que en ella operan el grupo yihadista nigeriano Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA), especialmente en zonas situadas en la cuenca del lago Chad.

Por otra parte, el presidente de la Cámara de Jefes de la Región Noroeste, el fon Kevin Shumitang II, fue secuestrado el martes en su palacio en Bambalang, un incidente achacado a separatistas armados, si bien por el momento no hay reclamación de la autoría, tal y como ha recogido el diario 'Journal du Cameroun'.

Las regiones anglófonas de Camerún --Noroeste y Suroeste-- se han visto sacudidas por el conflicto a raíz de la represión de los movimientos separatistas tras la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

El año anterior, esta zona --otrora parte de las colonias británicas en África pero que decidieron unirse al Camerún francés-- fue escenario de protestas pacíficas para reclamar una mayor autonomía o la independencia argumentando una discriminación por parte de las autoridades centrales, también en temas de idioma.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

Para leer más