27 de mayo de 2020
 
Publicado 06/04/2020 17:39:53 +02:00CET

Mueren un civil y un 'voluntario' en un nuevo ataque en el norte de Burkina Faso

Soldados de Burkina Faso
Soldados de Burkina Faso - MINISTERIO DE DEFENSA DE BURKINA FASO - Archivo

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos un civil y un miembro de las unidades de 'voluntarios' murieron el domingo en un nuevo ataque en el norte de Burkina Faso, el tercero en el área de Bourzanga en poco más de una semana.

Según las informaciones facilitadas por la agencia estatal burkinesa de noticias, AIB, hombres armados perpetraron un ataque contra la localidad de Bassé, desencadenando un enfrentamiento con 'voluntarios' desplegados para la lucha antiterrorista.

Los combates se saldaron con la muerte de un 'voluntario' y un civil que se encontraba en la zona, así como la de cuatro supuestos terroristas.

El ataque tuvo lugar apenas un día después de la muerte de dos soldados y un policía en dos ataques ejecutados en el norte y en el este de Burkina Faso, según fuentes de seguridad citadas por el portal burkinés de noticias Infowakat.

Asimismo, dos militares murieron el viernes por la explosión de una bomba en el departamento de Toéni (noreste), escenario de otro ataque el martes en el que murieron un soldado y 15 presuntos terroristas.

Por otra parte, al menos cuatro miembros de las recientemente creadas unidades de 'voluntarios' para tareas antiterroristas murieron en un ataque ejecutado en la noche del jueves en el norte del país.

El presidente burkinés, Roch Marc Christian Kaboré, ordenó en noviembre de 2019 el reclutamiento de estos voluntarios para la "defensa" de las "zonas amenazadas" por los grupos terroristas. El Parlamento aprobó la ley de reclutamiento el 21 de enero.

Burkina Faso ha registrado un fuerte incremento en el último año de los ataques de grupos yihadistas. En el país operan tanto la filial de Al Qaeda como la de Estado Islámico, además de otros grupos autóctonos. Asimismo, se ha agudizado la violencia de carácter intercomunitario.

Como resultado de todo ello, en el país hay ya casi 800.000 desplazados internos. Burkina Faso, donde están previstas elecciones presidenciales el próximo otoño, es también actualmente uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus en el continente, con 261 casos, entre los que figuran al menos seis ministros, y catorce fallecidos.

Para leer más