Mueren nueve personas en varios atentados ejecutados en diversos puntos de Siria

Actualizado 11/08/2013 5:03:33 CET

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos nueve personas han fallecido y varias decenas han resultado heridas a consecuencia de varios atentados ejecutados en diversos puntos de Siria durante la jornada del sábado, según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.

En el incidente más sangriento, al menos cuatro personas han muerto en un atentado suicida con coche bomba en la provincia de Hama. El ataque ha sido ejecutado en la carretera que une las localidades de Al Naqour y Al Bahseh.

Un ataque con morteros contra el barrio damasceno de Al Dujaineh se ha saldado con la muerte de tres civiles y un número de heridos sin especificar. La agencia SANA ha indicado que los proyectiles han impactado en una escuela.

También en Damasco, tres personas han resultado heridas por el impacto de un proyectil de mortero en el área de Al Zablatani. Poco después, 18personas han resultado heridas por la explosión de una bomba en un zoco de la capital.

Asimismo, dos civiles han muerto y otros dos han resultado heridos a causa de la explosión de una bomba ubicada en el área de Al Sfeira, en el este de la provincia de Alepo.

Este mismo sábado, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha cifrado en más de 106.000 personas el número de muertos en el país desde marzo de 2011 a causa del conflicto entre las fuerzas del Gobierno de Bashar al Assad y los distintos grupos rebeldes.

La organización, con sede en Londres pero con una amplia red de informantes dentro de Siria, ha documentado exactamente 106.423 víctimas mortales desde el 18 de marzo de 2011 (cuando se produjo la primera muerte en Deraa, en el sur) hasta el 9 de agosto de 2013, según ha indicado el Observatorio en su cuenta de Facebook.

El balance incluye 38.660 civiles (5.553 niños y 3.607 mujeres), 15.191 combatientes rebeldes identificados, 3.198 combatientes rebeldes no sirios o no identificados (estos últimos, extranjeros en su mayoría), 2.106 soldados y oficiales desertores del Ejército y 2.680 víctimas no identificadas (documentadas a través de fotografías y vídeos).

Aparte, el observatorio ha registrado la muerte de 26.853 soldados regulares y de 17.564 paramilitares gubernamentales que combatían en las filas de los Comités Populares, las Fuerzas de Defensa Nacional o los 'Shabiha' o que ejercían de informantes del régimen, así como de 171 miembros del partido-milicia chií libanés Hezbolá.

El nuevo balance no incluye a los más de 10.000 detenidos y desaparecidos en las prisiones del régimen ni a los más de 4.000 soldados regulares y paramilitares capturados por los grupos rebeldes, ha advertido la organización.

Aparte, el observatorio estima que la cifra real de víctimas correspondiente a las fuerzas regulares o a los grupos rebeldes podría incluso duplicar la constada por la organización, "ya que ambas partes suelen ser muy discretas a la hora de informar de las pérdidas humanas sufridas en los combates".