Mueren seis personas, entre ellas cuatro soldados, en ataques de Al Shabaab en Mogadiscio

Milicianos de Al Shabaab
FEISAL OMAR/REUTERS - Archivo
Publicado 05/09/2018 13:08:46CET

MOGADISCIO, 5 Sep. (Reuters/EP) -

Al menos seis personas, entre ellas cuatro soldados, murieron el martes en una serie de ataques supuestamente perpetrados por la milicia islamista Al Shabaab en la capital de Somalia, Mogadiscio.

En uno de los incidentes, un grupo de hombres armados abrió fuego contra un 'tuk tuk' en el que viajaban varios soldados en el distrito de Karan, matando a cuatro de ellos, tal y como ha confirmado la Policía.

"Escuchamos los disparos y nos dirigimos a la zona pero (...) los asesinos escaparon", ha relatado el capitán de la Policía Fará Adén en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters.

Posteriormente, dos personas fueron asesinadas a tiros en el barrio de Uardigley. Al Shabaab ha asegurado que se trataba de un oficial y su guardaespaldas en un comunicado en el que ha reclamado la autoría de los dos sucesos.

El portavoz de operaciones militares del grupo, Abdiasis Abú Musab, ha resaltado que Al Shabaab estuvo también detrás de un atentado con coche bomba que causó heridas a un trabajador del Ministerio de Finanzas.

Estos ataques fueron ejecutados un día después de que el grupo secuestrara a 60 líderes locales en la región de Galmudug (centro), tal y como denunciaron fuentes oficiales somalíes.

El grupo ha confirmado el secuestro y ha argumentado que se debe a que el clan al que pertenecen se negó a pagar una compensación por la muerte de cinco miembros de otro clan. "No queremos que los dos clanes combatan entre ellos", ha dicho Abdullahi Abú Jalid, nombrado 'gobernador' de Al Shabaab para Galmudug.

Por su parte, el presidente de la región, Ahmed Duale Gele Haaf, ha recalcado que el objetivo de la milicia es desestabilizar la región. "Quieren matarles u ordenarles que difundan el caos", ha dicho, antes de acusar al Gobierno central de no entregar tropas ni recursos para proteger Galmudug.

Somalia hace frente a un aumento del número de ataques por parte de la milicia islamista Al Shabaab --vinculada a la organización terrorista Al Qaeda--, tanto en la capital como en otras zonas del sur del país.

A mediados de noviembre, el primer ministro de Somalia, Hasán Alí Jaire, prometió derrotar a la milicia islamista y expulsarla de las zonas que controla en el sur y el centro del país.

El presidente somalí, Mohamed Abdullahi Mohamed, pidió a finales de octubre ayuda a los países de la región para intentar derrotar a la milicia islamista, recalcando que "esta amenaza no existe sólo para Somalia, sino también para todos los países vecinos".