Mujeres danesas desafiarán la prohibición de lucir el velo islámico en público

Ayah, de 37 años, luce el niqab frente al Museo Nacional de Dinamarca
REUTERS / ANDREW KELLY
Publicado 30/07/2018 20:57:55CET

COPENHAGUE, 30 Jul. (Reuters/EP) -

Un grupo de mujeres, tanto musulmanas como no musulmanas, ha anunciado que cuando llegue el 1 de agosto, día en que entrará en vigor la ley que prohíbe lucir en público el velo islámico en Dinamarca, desafiarán la norma jurídica haciendo uso del niqab.

El pasado mes de mayo, el Parlamento danés aprobó una ley para prohibir el niqab, siguiendo así el ejemplo de Francia y otros países europeos, con el objetivo de defender los valores seculares propios de la nación nórdica, de acuerdo con los defensores de la medida.

Sabina, de 21 años, ha unido fuerzas con otras musulmanas para crear Kvinder I Dialog (Mujeres en Diálogo) y reivindicar su derecho a usar el velo islámico en cualquier lugar. "No me quitaré el niqab. Y, si lo hago, quiero que sea por una decisión propia", ha explicado.

Meryem, nacida hace 20 años en Dinamarca de padres turcos, usa el niqab pero reconoce que su vida sería más fácil si no lo llevara por la insistencia en "definir cuáles son los valores daneses". "Creo que debes integrarte a la sociedad (...) pero no creo que usar un niqab signifique que no puedes comprometerte con los valores daneses", ha sostenido.

A Sabina, que estudia para ser profesora, y Meryem, que ha optado por la medicina molecular, se sumarán otras mujeres, musulmanas y no musulmanas, que también forman parte de Kvinder I Dialog para expresar su rechazo a esta ley poniéndose un niqab.

"Siento que esta ley legitima los actos de odio pero, por otro lado, siento que las personas se han vuelto más conscientes de lo que está pasando. Recibo más sonrisas en la calle y la gente me hace más preguntas", ha valorado, por su parte, Ayah, de 37 años.

Según el texto legal, la Policía les podrá pedir que se lo quiten y, en caso de que se nieguen, ordenarles que abandonen el espacio público. El ministro de Justicia, Soren Pape Poulsen, ha advertido de que podrían ser multadas con entre 1.000 y 10.000 coronas danesas (entre 134 y 8.540 euros).