Nasralá anuncia el inicio de una batalla contra el Estado Islámico en la frontera con Siria

Actualizado 11/06/2015 11:55:37 CET
Ramadi bajo asedio de Estado Islámico
STRINGER IRAQ / REUTERS

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha anunciado este miércoles el inicio de una batalla contra el grupo terrorista Estado Islámico en la frontera con Siria.

"La batalla contra el Estado Islámico en (la región siria de) Qalamun y las montañas del este (de Líbano) ha comenzado", ha dicho, apenas un día después de que se registraran los enfrentamientos más sangrientos entre ambos grupos hasta la fecha.

Los combates, desatados tras un ataque del Estado Islámico contra posiciones de Hezbolá en los alrededores de la localidad de Baalbek, se saldaron con la muerte de ocho milicianos y al menos catorce yihadistas.

"Estamos decididos a erradicar la presencia de los 'takfiris' --en referencia a los radicales suníes-- en la frontera sin importar los sacrificios. Recalcamos que no seguiremos aceptando la presencia de 'takfiris' cerca de nuestras ciudades", ha dicho Nasralá.

"Es mejor para nosotros cuando un determinado grupo inicia la batalla. El Estado Islámico intentó atacarnos para minar nuestra moral y avanzar en las regiones de Al Qaa y Baalbek, pero los hermanos de la resistencia lo evitaron, matando e hiriendo a decenas de ellos", ha agregado.

Por último, ha asegurado que Hezbolá ha logrado importantes avances en los últimos días en la región de Qalamun, resaltando que "las colinas y montañas estratégicas están bajo el control del Ejército sirio y la resistencia".

"En cuanto a los alrededores de la localidad de Arsal, se han logrado grandes avances y el Frente al Nusra --filial en Siria de la organización terrorista Al Qaeda-- ha sufrido una gran derrota", ha remachado, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.

Los insurgentes han intentado utilizar Arsal como base y el año pasado, el Frente al Nusra y el Estado Islámico la invadieron en poco tiempo. Capturaron a decenas de soldados y policías libaneses y se los llevaron con ellos, para después decapitar o fusilar a cuatro de ellos.

El partido-milicia chií ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo militar al presidente, Bashar al Assad, violando así la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

En los últimos meses, varios grupos extremistas, entre ellos las Brigadas Abdulá Azzam y el Frente al Nusra, han reclamado varios atentados con coche bomba en Líbano. Estos grupos han amenazado en reiteradas ocasiones con atacar a Hezbolá por su participación en el conflicto del lado de las fuerzas gubernamentales.

Para leer más