Actualizado 29/01/2013 09:24 CET

Netanyahu dice que las opciones en Siria están "entre lo malo y lo peor"

Benjamin Netanyahu
REUTERS

JERUSALÉN, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha manifestado este lunes que las opciones que tiene su Gobierno para hacer frente a la situación en Siria están "entre lo malo, lo malo y lo peor", según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

En este sentido, ha subrayado que la preocupación principal es el armamento químico de Damasco y su control en caso de que colapse el Gobierno de Bashar al Assad.

Asimismo, ha citado como motivo de preocupación qué tipo de Ejecutivo se haría con el poder en caso de que caiga el mandatario sirio y hacia dónde iría el país en caso de convertirse en un estado fallido si se produce una desestructuración del Estado tras la salida de Al Assad.

Durante una reunión celebrada con una delegación parlamentaria estadounidense, encabezada por el republicano Rob Wittman, Netanyahu ha alabado la cooperación entre ambos países en todos los asuntos, incluyendo los que se desarrollan en el país árabe.

Estas afirmaciones del primer ministro israelí han llegado apenas un día después de que advirtiera contra el riesgo de que el armamento químico sirio cayera en manos del partido-milicia chií libanés Hezbolá, aliado cercano de Al Assad.

"Es necesario mirar a nuestro alrededor. Lo que está pasando en Irán y sus aliados y lo que está pasando en otras áreas", dijo Netanyahu. Por ello, abogó por la formación de una coalición lo más amplia posible tras las elecciones legislativas celebradas la semana pasada, en la que consiguió la reelección.

"Oriente Próximo no está esperando los resultados de las elecciones y no parará mientras se forma un Gobierno (en Israel). Nos enfrentamos a muchas amenazas, de las más peligrosas, (...) y la realidad continúa evolucionando en toda la zona", valoró.