Netanyahu equipara a Hamás con la Alemania nazi y llama a la unidad internacional para combatirlo

Archivo - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante un discurso ante el Parlamento (Knesset) en Jerusalén
Archivo - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante un discurso ante el Parlamento (Knesset) en Jerusalén - Ilia Yefimovich/Dpa - Archivo
Actualizado: lunes, 16 octubre 2023 14:25

Sigue en directo las últimas noticias sobre el conflicto entre Israel y Palestina

El presidente Isaac Herzog advierte de una "crisis de confianza" en la población y denuncia intentos de sembrar "división y odio"

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha aseverado este lunes que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) "representa una nueva versión del nazismo" y ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para unirse en contra de la milicia palestina.

"Ahora muchos en todo el mundo entienden a quién se enfrenta Israel. Comprenden que Hamás representa una nueva versión del nazismo. Así como el mundo se unión para derrotar a los nazis y a Estado Islámico, así debe unirse para derrotar a Hamás", ha manifestado Netanyahu.

Durante un discurso ante el Parlamento israelí (Knesset), el jefe de Gobierno ha deslizado que estos enfrentamientos con Hamás demuestran que "incluso después de 75 años, la guerra de independencia no ha terminado", según recoge el diario 'The Times of Israel'.

"Ganaremos porque nuestra existencia está en juego", ha remarcado un Netanyahu que además ha catalogado los enfrentamientos con Hamás, iniciados hace ya más de una semana, como "una guerra entre las fuerzas de la luz y las fuerzas de la oscuridad, entre la humanidad y el animalismo".

En este punto, el mandatario israelí ha denunciado que la región de Oriente Próximo está "plagada de fuerzas oscuras", y ha incluido a Hamás en el "eje del mal" que forman Irán y el partido-milicia chií Hezbolá. "Su objetivo es hundir Oriente Próximo en un abismo de caos", ha remachado.

Por otro lado, el primer ministro israelí ha asumido la responsabilidad del ataque perpetrado por Hamás hace diez días y que dio comienzos a las actuales hostilidades. La resistencia palestina lanzó entonces decenas de misiles y aprovechó para irrumpir en territorio israelí asesinando civiles y tomando a otros como rehenes.

"Hay muchas preguntas en torno al desastre que nos sobrevino hace diez días. Investigaremos cada aspecto a fondo", ha apuntado un Netanyahu que aún así insiste en que este es momento de que el país esté "unido hacia un objetivo: la victoria", recoge el diario local 'Haaretz'.

Además, ha informado de que en los últimos días ha mantenido reuniones con representantes de las familias de los rehenes tomados por Hamás, y ha reiterado su compromiso con todas ellas para traer de vuelta a estos ciudadanos. "No cejaremos en nuestros esfuerzos para recuperar a nuestros hermanos", ha zanjado.

HERZOG ADVIERTE DE UNA "CRISIS DE CONFIANZA"

El presidente de Israel, Isaac Herzog, también ha tomado la palabra durante la inauguración de la sesión invernal de la Knesset, desde donde ha advertido a los diputados de que la población israelí "está experimentando una crisis de confianza" a raíz de los últimos acontecimientos en el país.

"El Estado y sus instituciones deben alinearse con los estándares establecidos por el pueblo (...) La gente exige responsabilidad y el restablecimiento de la confianza y la rehabilitación de las comunidades afectadas. Exigen ser escuchados; exigen una mano amiga", ha manifestado Herzog.

Así las cosas, el presidente ha lamentado que, incluso cuando el pueblo israelí aún no ha podido enterrar a sus soldados caídos --más de 290, según las autoridades--, hay "voces peligrosas que intentan sembrar semillas de división y odio". "Nuestros adversarios buscan ansiosamente cualquier indicio de división entre nosotros", ha dicho.

La Knesset ha dado comienzo este lunes al curso legislativo con una sesión que ha estado precedida por un minuto de silencio en recuerdo a los caídos tras la ofensiva de Hamás, cerca de 1.400 personas, y que además ha tenido que ser interrumpida por las alertas de ataques con misiles sobre Jerusalén, donde se ubica el Parlamento.

Leer más acerca de: