Nicaragua.- Enrique Bolaños expone sus recelos sobre la futura gestión de Daniel Ortega y agradece a España su apoyo

Actualizado 12/12/2006 2:28:28 CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, mostró ayer sus reservas sobre las promesas "populistas" del presidente electo, Daniel Ortega. "Veremos el resultado de su gestión", dijo el mandatario en una cena coloquio en el Club Siglo XXI que se celebró anoche lunes en Madrid, dentro de última visita como jefe de Estado nicaragüense a España, en la que mantuvo sendos encuentros con el Rey don Juan Carlos y con el presidente del ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

Bolaños, quien traspasará su cargo al líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Daniel Ortega, el próximo 10 de enero, habló en ese encuentro informal sobre los retos que asumió cuando llegó a la presidencia del país hace cinco años y sobre el futuro del país con Ortega.

Los éxitos de su gestión, se centraron en la reducción del índice de analfabetismo del país, en el aumento de la producción y las exportaciones y en la integración alcanzada en la región centroamericana. Según los datos que ofreció la delegación nicaragüense, hace quince años el periodo medio de escolarización por persona era de tres años, en la actualidad ya aumentó a cinco.

"Hemos reducido en aproximadamente el 20 por ciento el índice de analfabetismo en este periodo", dijo Bolaños. "Durante mi periodo de Gobierno se creó un plan de subsidios a las familias para que en lugar de mandar a sus hijos a trabajar, los mandaran a la escuela", afirmó el presidente.

Sobre la integración de los países del istmo que ya firmaron el acuerdo del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA) el mandatario dijo que gracias a esto en pocos años se ha podido establecer un libre tráfico de mercancías y personas "como en Europa" entre todos los países de la región, a excepción de Costa Rica, que aún no se unió al mismo.

Sin embargo, según admitió Bolaños, estos países aún no se han puesto de acuerdo en algunos productos fundamentales de sus economías como el azúcar o el café.

"El Tratado de Libre Comercio que se firmó con Estados Unidos ha permitido que desde enero a octubre de este año, las exportaciones a ese país aumentaran en un 32 por ciento, ese ritmo de crecimiento es el que necesitamos en Nicaragua", señaló Bolaños.

El presidente saliente, de ascendencia española, en concreto de Sanlucar de Barrameda (Cádiz), señaló que durante el anterior periodo sandinista, el país retrocedió a niveles de hacía 50 años y que el Producto Interior Bruto del país, que no alcanza los mil dólares, durante ese periodo fue tres veces menor.

Además Bolaños dijo que el ex presidente Arnoldo Alemán, se llevó un sexto del presupuesto del país, lo que calificó como "más que un pecado mortal en un país en el que la mayoría vive con menos de tres dólares al día". "Mi Gobierno erradicó por completo la corrupción en el poder ejecutivo, que es uno de los cuatro poderes en Nicaragua", afirmó el presidente, quien durante el coloquio mostró optimistas resultados y cifras alentadoras sobre el segundo país más pobre de Centroamérica.

Sobre el próximo presidente de su país, Daniel Ortega, Bolaños dijo que "es un líder populista, que parece estar comprometido con los asuntos sociales, pero los nicaragüenses tendrán que ver si las promesas del sandinista se traducen en éxito de su gestión".

"La propuesta de Ortega es repartir lo que hay, los recursos equitativamente, eso está muy bien, pero lo que hay que crear es productividad y riqueza, para que todos ganen más. Si lo poco que hay se reparte más, todos, en general se empobrecen. Un nicaragüense sólo produce tres dólares al día, eso es muy poco", señaló el presidente.

El mandatario aprovechó el coloquio para agradecer el apoyo de España a su país, después de que se haya condonado una importante cantidad de deuda externa y de la "inestimable" aportación de la cooperación española. "España es uno de los países que más ha ayudado a Nicaragua y por ello tenemos todos los nicaragüenses una enorme gratitud hacia ustedes", agradeció Bolaños.

Hoy martes, el presidente se reunirá con un grupo de empresarios y abogados españoles para incentivar la inversión extranjera en dicho país, que según señaló su todavía presidente "es en este momento el más pacífico y tranquilo de la región". En la actualidad empresas españolas de diverso ámbito operan en el país. Entre ellas destacan las del sector turístico, eléctrico y de telecomunicaciones.