En el noreste de Nigeria, las condiciones actuales auguran un nuevo brote de cólera

Nigeria.- NRC alerta de un nuevo brote de cólera en el noreste de Nigeria a meno
CHIMA ONWE/NRC
Publicado 01/04/2019 14:58:24CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los atestados campos de desplazados en el noreste de Nigeria junto con la falta de instalaciones básicas de saneamiento e higiene suponen el caldo de cultivo perfecto para que se vuelva a producir un gran brote de cólera a menos que se actúe ya para prevenirlo, según ha alertado el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

En 2018, el noreste de Nigeria registró una cifra récord de 10.000 casos de cólera, incluidas más de 175 muertes, si bien se cree que el balance real sería muy superior. Esta zona del país ha sufrido con carácter anual en los últimos diez años brotes de cólera, pero con el auge de la violencia a finales de 2018 que forzó a más de 100.000 personas a desplazarse, los campos en los que se encuentran están superpoblados.

Como consecuencia de ello, según la ONG, se han deteriorado las condiciones de vida y faltan instalaciones de saneamiento. Así, en uno de los campos de desplazados en Borno hasta 466 personas comparten una misma letrina, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). El estándar humanitario es de 50 personas por letrina en situaciones de emergencia.

Según NRC, esto ha provocado que la gente opte por defecar al aire libre, exacerbando la ya de por sí vulnerable situación e incrementando la probabilidad de que se propaguen enfermedades. "Si los campamentos no son descongestionados y las instalaciones de saneamiento mejoradas, el cólera volverá inevitablemente y los desplazados vulnerables se llevarán el grueso de la epidemia de nuevo", ha alertado el director de la ONG en Nigeria, Eric Batonon.

"El conflicto en el noreste de Nigeria dura ya casi diez años y deberíamos haber aprendido las lecciones de los anteriores brotes de cólera y sido capaces de prepararnos adecuadamente para limitar el impacto", ha defendido el responsable del NRC.

En este sentido, ha pedido a las "autoridades nigerianas que ofrezcan terrenos adicionales y desarrollen planes de descongestión y que permitan la construcción de nuevas instalaciones de agua y saneamiento". Al mismo tiempo, ha añadido Batonon, "la comunidad internacional debería ofrecer los fondos necesarios para responder de forma rápida y eficiente para que podamos poner fin al ciclo de brotes de cólera anuales en la región".

Según denuncia el NRC, de las 400.000 personas que necesitan cobijo con urgencia en el noreste de Nigeria este año, solo unas 2.288 han sido alcanzadas, mientras que solo el 24 por ciento de personas necesitadas de asistencia tiene acceso a agua potable.

Alrededor de 7,1 millones de personas en los estados de Borno, Adamawa y Yobe, donde opera principalmente el grupo terrorista Boko Haram y su escisión Estado Islámico en África Occidental (ISWA), necesitan asistencia humanitaria para sobrevivir.

Contador

Para leer más