Actualizado 27/06/2013 12:23:34 +00:00 CET

Una nueva pelea en torno al conflicto de la mina de oro de Darfur acaba con al menos 40 muertos

JARTUM, 27 Jun. (Reuters/EP) -

Una pelea entre dos tribus árabes que competían por el control de una mina de oro en la conflictiva región sudanesa de Darfur ha acabado este jueves con decenas de muertos, según los medios locales.

En enero comenzaron los enfrentamientos de las dos tribus sudanesas, Bani Hussein y Rizeigat, por el control de una mina de oro próxima a El Sireaf, en Darfur Norte. La última disputa en torno a la mina comenzó este miércoles, ha informado el líder de Bani Hussein, Masar al Duma.

Al Duma ha informado de que el ataque por parte de Rizeigat empezó a las nueve de la mañana y que "entre 40 y 50 personas" murieron durante los enfrentamientos en El Sireaf. Otro miembro de Bani Hussein, que ha pedido no ser nombrado, ha explicado que los integrantes de Rizeigat empezaron a disparar a civiles tras su llegada a El Sireaf. "Hemos avisado al Gobierno y al Ejército, pero no han hecho nada", ha añadido.

Ni la tribu Reizeigat, ni el portavoz del Ejército ni ningún representante de la operación de Naciones Unidas en Darfur, Unamid, han sido localizados por lo que no han hecho ningún comentario al respecto.

Los medios sudaneses han informado acerca de los últimos enfrentamientos, aunque las cifras no coinciden. El diario 'Al Ahram' habla de más de 100 muertos y al menos 30 heridos, sin embargo 'Akhir Lahza' reduce la cifra de muertos hasta 39.

Los acontecimientos de Darfur son difícilmente verificables debido a las restricciones a las que el Gobierno sudanés somete a periodistas, cooperantes y diplomáticos que quieren viajar al país.

CONFLICTO EN DARFUR

Los años de esfuerzos internacionales para fomentar la paz no han podido acabar con el conflicto en la región de Darfur, en el oeste de Sudán, donde diferentes tribus africanas se levantaron en 2003 contra el Gobierno sudanés.

Los años 2004 y 2005 fueron los más violentos del conflicto, tras los cuales la tensión disminuyó, sin embargo este año ha vuelto a aumentar debido a los conflictos por tomar el control de los recursos de Sudán entre diferentes tribus árabes, muchas de ellas armadas por el propio Gobierno.

Los enfrentamientos de este año entre el Ejército, los rebeldes y las tribus rivales han obligado a cerca de 300.000 personas a dejar sus hogares en Darfur, según Naciones Unidas.

Los conflictos en torno a la mina de oro, que empezaron en enero, han acabado ya con la vida de al menos 500 personas y destruido más de 68 pueblos, informó un legislador sudanés favorable al Gobierno el pasado mes de febrero.

El oro se ha convertido en el material de exportación más importante y en la principal fuente de divisas. Medio millón de personas buscan oro en las minas, la mayor parte sin licencia, y lo venden a tanto a comerciantes como al banco central.

El Tribunal Penal Internacional ha emitido órdenes de arresto contra el presidente sudanés, Omar Hassan al Bashir, y algunos de sus colaboradores, acusados de organizar crímenes de guerra en Darfur. Todos han negado los cargos.