Publicado 02/04/2020 6:07:30 +02:00CET

Nueva Zelanda abrirá sus fronteras y dejará a los extranjeros salir del país tras una semana varados

Pasajeros del crucero Vasco de Gama varados a la espera de poder tomar un avión en el aeropuerto de Perth, en el oeste de Australia.
Pasajeros del crucero Vasco de Gama varados a la espera de poder tomar un avión en el aeropuerto de Perth, en el oeste de Australia. - AAPIMAGE / DPA

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda ha anunciado este jueves que todos aquellos extranjeros varados podrán salir del país a partir del viernes, ya que muchos de ellos no cuentan con las medidas para cumplir las restricciones decretadas para controlar la pandemia de coronavirus, tras una semana varados en distintos aeropuerto de la isla.

El viceprimer ministro y titular también de Asuntos Exteriores, Winston Peters, ha explicado que la decisión se ha producido después de "desarrollar un plan serio y detallado", sin que suponga un riesgo para la salud pública, ha recogido el diario 'New Zealand Herald'.

Peters ha expresado que, si bien en un principio "el Gobierno priorizó la salud pública" al decretar el cierre de fronteras hace una semana, ahora "está claro que muchos ciudadanos extranjeros no tienen los recursos o la capacidad para autoaislarse adecuadamente".

De acuerdo con el plan de salida anunciado por las autoridades de Nueva Zelanda, los gobiernos de otros países podrán organizar vuelos chárter para repatriar sus ciudadanos, siempre y cuando cumplan con los requisitos en materia de sanidad decretados por el país austral.

No obstante, Peters ha matizado que los pasajeros extranjeros no pueden romper la cuarentena si con ello se arriesgan a contraer la enfermedad y, por lo tanto, "deberán completar los requisitos que hayan fijado sus aeropuertos de partida".

A su vez, el ministro de Exteriores también ha reconocido que esta medida "reducirá la presión potencial sobre los servicios de salud en Nueva Zelanda", al mismo tiempo que "reducirá el riesgo de que surjan problemas para aquellas personas varadas que no pueden permitirse el lujo" de seguir permaneciendo en la isla.

Hasta el momento, el Gobierno de Nueva Zelanda ha confirmado una muerte y 797 casos de coronavirus, aunque se ha producido un aumento de 89 personas contagiados en las últimas 24 horas. Las cifras a nivel global han alcanzado más de 47.200 víctimas mortales y más de 935.000 contagios.

Para leer más