La OCHA estima que más de 300.000 personas han sido expulsadas de sus hogares en octubre por la violencia en RDC

Archivo - El portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.
Archivo - El portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric. - Europa Press/Contacto/William Volcov - Archivo
Publicado: sábado, 4 noviembre 2023 5:33

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha subrayado, citando datos de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que más de 300.000 personas han sido expulsadas de sus hogares por la escalada de violencia en la provincia de Kivu Norte, en la parte oriental de República Democrática del Congo, solo en el mes de octubre.

Esta cifra eleva a más de seis de millones el total de personas desplazadas en las zonas orientales de República Democrática del Congo. Una situación que se ha visto agravada por los continuos brotes de cólera y sarampión que azotan las provincias orientales del país.

A este respecto, Dujarric ha lamentado que la "volátil situación" en RDC ha derivado en la suspensión temporal de las operaciones humanitarias en algunos puntos del país como consecuencia de la violencia.

Aunque la ONU y sus socios han proporcionado ayuda humanitaria a unos tres millones de personas en la región, según el portavoz del secretario general, "el acceso sigue siendo un gran desafío debido a la violencia reciente y actual" en el pías, sobre todo en zonas como Beni (en Kivu Norte, en noroeste).

"Esto ha obligado a muchos trabajadores humanitarios a suspender temporalmente sus operaciones, dejando a más de 140.000 personas sin poder recibir asistencia", ha explicado la OCHA en un comunicado.

En este contexto, la ONU necesita "más dinero", y así lo ha expresado Dujarric, puesto que el Plan de Respuesta Humanitaria de este año, de 2.300 millones de dólares (unos 2.142 millones de euros), está financiado solo en un 36 por ciento.

RDC es un país afectado por la actividad de numerosos grupos armados en diferentes regiones del territorio, lo que lo ha convertido en el país con el mayor número de desplazados internos de África, rondando los siete millones de personas desplazadas según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Leer más acerca de: