Una ONG da la voz de alarma sobre la falta de ayuda para los desplazados por la crisis anglófona en Camerún

Ejército de Camerún
REUTERS / JOE PENNEY - Archivo
Publicado 19/12/2018 18:21:31CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El conflicto en las regiones anglófonas de Camerún entre grupos separatistas y las fuerzas de seguridad ha empujado a 430.000 personas a abandonar sus hogares y muchas de ellas se han refugiado en los bosques, sin que apenas estén recibiendo ayuda, según ha alertado este miércoles el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

"Estamos profundamente preocupados por el conflicto en curso y las crecientes cifras de desplazados", ha reconocido el director del NRC en Camerún, David Manan. "Las partes en el conflicto deben garantizar que los civiles en la zona están protegidos y son capaces de tener acceso seguro a asistencia vital", ha reclamado.

De acuerdo con las últimas estimaciones de la ONU, los desplazados por el conflicto en las provincias Suroeste y Noroeste y en las vecinas regiones de Litoral y Oeste. La ONG está prestando asistencia a los afectados por la crisis pero, según ha advertido, hay muchas personas que no reciben ninguna ayuda ya que la inseguridad está impidiendo el acceso a las organizaciones humanitarias a muchas zonas.

"Las necesidades de las que estamos siendo testigos en Suroeste y Noroeste son alarmantes y hay demasiado pocas organizaciones en el terreno para ofrecer la ayuda necesaria debido a la financiación limitada", ha denunciado Manan.

Según el NRC, los desplazados carecen de refugio seguro y de instalaciones de saneamiento, agua potable, alimentos y acceso a atención sanitaria. "Pedimos que más donantes prioricen esta crisis para permitir que más ONG respondan con el fin de que podamos frenar la creciente oleada de sufrimiento y desplazamiento", ha solicitado.

"Las familias desplazadas que reciben nuestra asistencia nos han contado que la comparten o se la dan a sus familiares que no han recibido aún ninguna asistencia y necesitan desesperadamente ayuda", ha ilustrado el responsable del NRC. "Mucha gente está escondida en el bosque sin apoyo porque temen por sus vidas", ha subrayado.

Annoh forma parte de los desplazados por el conflicto. "Esta es la primera vez que recibo ayuda desde que huí", cuenta la mujer tras recibir bienes básicos, incluido material para construir un cobijo, de parte de NRC. "Compartiré lo que he recibido con mi marido que está escondido en el bosque", añade Annoh, subrayando que solo tiene "las ropas que vestía cuando huyó".