La ONU condena "firmemente" el ataque contra una iglesia en Burkina Faso y pide unidad

António Guterres
NACIONES UNIDAS - Archivo
Publicado 13/05/2019 13:41:51CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado "firmemente" el ataque perpetrado el domingo contra una iglesia en el norte de Burkina Faso, que se saldó con la muerte de seis personas, entre ellas un sacerdote.

Guterres ha expresado en un comunicado sus "profundas condolencias" a los familiares de las víctimas y ha recordado "la santidad de todos los lugares de culto". Asimismo, ha expresado su deseo de que los responsables del ataque sean llevados "rápidamente" ante la Justicia.

Asimismo, ha trasladado la "solidaridad" de la ONU al Gobierno y la población del país africano "en este momento difícil para la nación", antes de pedir a los burkineses "que no sucumban a los esfuerzos para azuzar la discordia y generar más violencia".

El ataque fue perpetrado a primera hora del domingo en la localidad de Dablo, en la provincia de Sanmatenga, por un grupo de hombres armados que abrieron fuego nada más comenzar la misa.

Los atacantes llegaron en motocicletas y antes ejecutar a los seis hombres, incluido el sacerdote, ordenaron a las mujeres y los niños abandonar el lugar. Después incendiaron el templo y varios comercios que vendían bebidas alcohólicas.

El Ministerio de Administración Territorial del país confirmó el incidente y condenó este acto "despreciable" de los "terroristas" que busca "dividirnos". En ese sentido, destacó el espíritu de "tolerancia interreligiosa que siempre han predicado las diferentes religiones en Burkina Faso" y pidió "calma y moderación".

También el presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, condenó este acto "inaceptable" y subrayó que se trata de un "ataque de un nuevo tipo".

"Nos mantendremos erguidos y perseguiremos a las fuerzas oscurantistas que quieren dañar nuestras vidas" y al país, "modelo de convivencia religiosa", remachó.

Burkina Faso ha venido registrando en los últimos meses una creciente actividad de grupos yihadistas. En el país operan Ansarul Islam, un grupo terrorista autóctono, así como el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), una organización yihadista que aglutina a otras cuatro, entre ellas AQMI y Al Murabitún, y en menor medida Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS).

Según el 'think-tank' Africa Center for Strategic Studies (ACSS), el número de ataques obra de estos grupos pasó de tan solo tres en 2015, a doce en 2016, 29 en 2017 y 137 en 2018.

Contador

Para leer más