La ONU denuncia una nueva "ola" de ataques a civiles en Siria y recuerda que "nada puede justificarlos"

Publicado 23/07/2019 12:05:22CET
Los 'cascos blancos' rescatan a un niño con vida de los escombros tras el ataque contra un mercado de Maarat al Numan, en Idlib (Siria)
Los 'cascos blancos' rescatan a un niño con vida de los escombros tras el ataque contra un mercado de Maarat al Numan, en Idlib (Siria)Anas Alkharboutli/dpa

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El coordinador humanitario de la ONU para Siria, Mark Cutts, ha denunciado que el lunes fue una de las jornadas más letales desde el inicio de la ofensiva del régimen de Damasco y sus aliados sobre el bastión opositor de Idlib, con cerca de 60 muertos y cien heridos, que ha enmarcado en una nueva "ola" de ataques contra objetivos civiles, recordando que "nada puede justificarlos".

"La pesadilla en Idlib está empeorando. Hemos visto uno de los ataques más letales contra zonas civiles desde el aumento de los combates que se produjo hace casi tres meses", ha dicho el coordinador humanitario en un comunicado difundido por la organización internacional.

Cutts ha recordado que al menos 59 civiles murieron y unos cien resultaron heridos, entre ellos niños y mujeres, por una serie de ataques aéreos sobre distintas localidades del sur de Idlib, incluidos un popular mercado de Maarat al Numan y otro mercado en Saraqeb, mientras que siete civiles murieron en Alepo por los ataques con mortero sobre sus casas.

En Maarat al Numan, "algunos cadáveres han quedado repartidos en piezas o quemados hasta ser irreconocibles" y muchos niños y mujeres "han sufrido heridas horribles", mientras los equipos de protección civil siguen buscando a los desaparecidos bajo los escombros, ha relatado.

Cutts ha enfatizado que estos ataques se producen solo una semana después de otro ataque contra un mercado de Maar Shurin, también en Idlib, que se cobró la vida de doce civiles.

"Todo esto es parte de una ola de nuevos ataques contra infraestructuras civiles esenciales a lo largo del noroeste de Siria durante los últimos meses, incluidos colegios, panaderías o plantas potabilizadoras. Naciones Unidas ha documentado unas 400 muertes civiles", ha denunciado.

"No hay nada que pueda justificar estos ataques contra civiles e infraestructuras civiles", ha advertido, reclamando a las partes su "cese inmediato", así como "la adhesión a sus obligaciones bajo el Derecho Internacional de tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población civil de cualquier daño y de proteger y facilitar el trabajo de los cooperantes".

"Hay tres millones de civiles en Idlib que están atrapados sin ningún lugar al que ir. Más de un millón son niños. Esta gente debe ser protegida. El mundo no les puede dar la espalda", ha reivindicado Cutts.

Contador

Para leer más